Inicio Social Media 2017 Articulos 10 estrategias efectivas de marketing en redes sociales

10 estrategias efectivas de marketing en redes sociales

social media marketing
Por Arthur Steinert 
 

Cuando uno considera todos los posibles canales de redes sociales y los millones de personas que en ellos participan, podría parecer irónico que estemos hablando de marketing uno a uno y de éxito en las redes sociales en la misma frase. Para algunos consultores de negocios, el mundo de las redes sociales parece un territorio vasto y amorfo. Sin embargo, para muchos otros es un gran vehículo para crear conciencia, fomentar conexiones genuinas con clientes existentes y atraer a nuevos.

La diferencia entre perderse entre las masas y alcanzar el éxito en las redes sociales está determinada por la capacidad de una empresa para interactuar con su audiencia de manera auténtica y significativa.

Por supuesto que existen muchos ejemplos y distintas recomendaciones sobre cómo hacerlo. No obstante, muchas de ellas reflejan las exigencias de una compañía en lo individual. Aunque no existe un abordaje ‘unitalla’ para el éxito en las redes sociales, las siguientes diez mejores prácticas han demostrado entregar en forma consistente resultados para empresas de todo tipo y tamaño.

social media marketing

1. Establece metas. Cuando defines tus metas, tienes más probabilidades de alcanzarlas. Pero no deberían ser tan ambiciosas que resulten inalcanzables, ni tan fáciles de alcanzar que no permitan entregar resultados tangibles. Establece hitos realistas, como por ejemplo añadir un número determinado de nuevos fans o seguidores en el transcurso del próximo mes, mejorar tus resultados de SEO, o entablar un cierto número de conversaciones de alta calidad por semana, y luego construye sobre la base de esos éxitos subiendo el listón cada trimestre.

2. Sé consistente. Tus posts, perfiles y personalidad en redes sociales deberían reflejar de manera consistente quién eres, el tipo de negocio al que te dedicas y los intereses de la audiencia que estás tratando de atraer.

3. Está donde están tus clientes. En lugar de apretar poco por tratar de abarcar muchas redes distintas, identifica los dos principales destinos online en los que tus clientes y prospectos estén más activos y zambúllete a fondo en ellos.

4. Avisa a tus clientes dónde pueden encontrarte en internet. Incluye tu información de redes sociales en tu sitio web, tarjetas de presentación, blog, firma de correo electrónico, newsletter, y cualquier otro medio que utilices para comunicarte con sus clientes. Y, cuando sea pertinente, insértala en tus conversaciones presenciales.

5. Súmate a las conversaciones existentes e inicia conversaciones nuevas. Escucha y haz comentarios cuando resulte apropiado, procurando no sonar como comercial de tu negocio. También puedes utilizar los elementos que encuentres en la corriente de redes sociales como plataforma de lanzamiento para un nuevo intercambio, o simplemente iniciar una conversación fresca a partir de un dato interesante, una pregunta que despierte interés, o alguna noticia.

6. Sé relevante. Cuando tus fans y seguidores lean tus posts, deben irse con las siguientes tres ideas: aprendieron algo nuevo, la información es interesante y/o les ayuda de alguna manera, y atañe de manera específica al expertise de la compañía.

7. Interactúa. Para realmente dejar una buena impresión, procura que tus posts ofrezcan tips e ideas que no sean ampliamente conocidos y que contribuyan a enriquecer la conversación. Recuerda que la interacción consiste en cultivar diálogos, no monólogos.

8. Participa activamente. Ya sabemos de sobra que no se trata de publicar por publicar. El truco consiste en lograr un equilibrio entre estar lo suficientemente activo como para estar presente en el top of mind de tu audiencia, pero no tanto que corras el riesgo de ahuyentarla por pecar de exceso al compartir información. Para determinar cuál es el nivel de actividad idóneo para tu negocio, observa con atención las pautas que te dé tu audiencia en función de sus niveles de interacción. 

En este sentido, una pregunta que surge a menudo es si se vale reenviar el mismo mensaje. En Facebook y Twitter, puedes publicar la misma información, redactada de diferente manera, dos veces al día, debido a la rapidez con que cambian los feeds y a que la intensa actividad en estos sitios puede llegar a sepultar su mensaje. Sin embargo, si se trata de LinkedIn, es suficiente con un solo post sobre un tema determinado.

9. Sé ágil para responder. Ya sea que acabes de conquistar a un nuevo seguidor, que hayas recibido una retroalimentación halagadora, o que te estén apedreando en público, asegúrate de responder de manera ágil y profesional a cada mensaje. Envía un agradecimiento genuino, no uno automatizado, a tus nuevos seguidores. Reconoce y aprecia al cliente satisfecho y pregunta al cliente insatisfecho cómo puede aclarar el malentendido fuera del ciberespacio. 

10. Confiere honor a quien honor merece. Podrás granjear a tu audiencia cuando compartas noticias, posts de blogs y otro contenido relevante citando la fuente de la información. Después de todo, compartir da pie a más conversaciones, lo que genera más oportunidades para interactuar.  

 

Si sigues estas diez mejores prácticas, afinarás aún más tu capacidad para sintonizarte con las necesidades e intereses de tu público. Esto, a su vez, te ayudará a construir con éxito una mayor conciencia sobre tu negocio y a acrecentar tu base de clientes.

 

Fuente: 1to1 Media
Opinión