10 tendencias de Business Intelligence para 2016

10 tendencias de Business Intelligence para 2016

Cada vez más las organizaciones ven a la inteligencia de negocios como una herramienta imprescindible para desempeñar sus funciones

Por Mundo Contact | 20 noviembre 2015 | Actualidad, Articulos, Customer Experience, Tecnología

El 2015 trajo cambios significativos al mundo de la inteligencia de negocios. Cada vez más organizaciones pusieron datos a disposición de sus empleados y un número creciente de personas vieron esta información como una herramienta imprescindible para llevar a cabo su trabajo.

Business-IntelligenceLas normas sobre la inteligencia de negocios evolucionan y producen un cambio cultural en algunos entornos laborales.

Este cambio no solo se ve impulsado por la velocidad de los avances tecnológicos, sino también por nuevas técnicas que permiten obtener más valor a partir de los datos.

A continuación se presentan 10 predicciones sobre las tendencias principales de inteligencia de negocios para el 2016.

 

1.- La administración y el análisis de autoservicio forjan una gran amistad

Muchos piensan que la administración y el análisis de autoservicio son enemigos por naturaleza. Quizá ese sea el motivo por el cual mucha gente se sorprendió al verlos juntos de la mano.

La guerra se acabó y la brecha cultural entre los negocios y la tecnología se está acortando. Las organizaciones descubrieron que la administración adecuada de los datos puede propiciar una cultura de análisis y satisfacer las necesidades de los negocios.

Es más probable que las personas profundicen en sus datos cuando cuentan con fuentes de datos centralizadas, ordenadas y rápidas, y cuando saben que alguien (el departamento de TI) controla la seguridad y el rendimiento.

 

2.- El análisis visual se vuelve un idioma común

Los datos están modificando las conversaciones que se desarrollan en las salas de conferencias, los medios de comunicación y las redes sociales. Las personas los visualizan para tratar de responder preguntas, descubrir información y compartir historias con principiantes y expertos en datos.

A medida que el uso de datos aumente, cada vez más gente recurrirá a ellos para responder preguntas profesionales y personales. Y los empleadores buscarán candidatos que sean capaces de interpretar los datos de manera crítica.

El análisis visual será el idioma común y permitirá a las personas obtener información rápidamente, hacer contribuciones significativas y crear una comunidad basada en los datos.

 

3.- La cadena de productos relacionados con datos se democratiza

Las herramientas de análisis de autoservicio cambiaron las expectativas de la gente para siempre. En 2016, las personas buscarán autonomía en un contexto de flujo de datos continuo. Esto se intensificará con la incorporación de más miembros de las jóvenes generaciones al mercado laboral.

Para que los usuarios corporativos conserven su iteratividad, deben poder trabajar con ciertos datos de manera instantánea. Por ese motivo, la demanda de herramientas para la preparación de datos e incluso la demanda de almacenes de datos (ambos de autoservicio) crecerán como una derivación propia del análisis de autoservicio. Esta democratización permitirá reaccionar rápidamente ante los cambios de prioridades.

 

4.- La integración de datos se pone interesante

Hoy en día, muchas empresas desean hacer análisis ágiles. Quieren proporcionar los datos adecuados a las personas apropiadas con rapidez. Esto supone un gran reto porque los datos se encuentran en diversos lugares.

Trabajar con distintas fuentes de datos puede ser engorroso, imposible o ambas cosas. En 2016, se sumarán muchísimos participantes al espacio de integración de datos.

Con el incremento de herramientas sofisticadas y la incorporación de nuevas fuentes de datos, las empresas ya no pretenderán recopilar todos sus bytes en un mismo lugar. Los usuarios se conectarán a cada conjunto de datos, sin importar su ubicación, y los combinarán o unirán con herramientas y métodos más ágiles.

 

5.- El análisis avanzado ya no es solo para analistas

Dentro de las organizaciones, quienes no se dedican al análisis se están volviendo más sofisticados. Llegaron a un punto en el que esperan más que un simple gráfico basado en sus datos. Desean una experiencia de análisis más amplia y significativa.

Las organizaciones implementarán plataformas que permitan a los usuarios realizar cálculos estadísticos, hacer una serie de preguntas y mantener el ritmo de sus análisis.

 

6.- El despegue del análisis y los datos en la nube

En 2015, las personas comenzaron a aceptar la nube. Se dieron cuenta de que poner cosas en ella es sencillo y ofrece mucha escalabilidad. También descubrieron que el análisis en la nube aporta agilidad.

En 2016, aún más personas migrarán a la nube debido en parte a las herramientas que les permiten consumir datos web. Los usuarios pioneros ya obtienen conocimientos a partir de sus datos. El resto se está dando cuenta de que debería seguir ese camino.

Cada vez más empresas usarán el análisis en la nube para analizar una mayor cantidad de datos con más rapidez. Confiarán en la nube tal como confían en cualquier otro sistema empresarial fundamental.

 

7.- El centro de excelencia (COE) adquiere una enorme importancia

Cada vez más organizaciones establecerán un centro de excelencia para fomentar la adopción del análisis de autoservicio. Estos centros son indispensables para implementar una cultura impulsada por los datos.

Mediante programas de habilitación, como foros en línea y capacitaciones personalizadas, los centros permiten que incluso los usuarios sin conocimientos expertos tomen decisiones basadas en datos.

Con el paso del tiempo, estos centros proporcionan datos que guían el flujo de trabajo de toda una organización.

 

8.- El análisis móvil se independiza

El análisis móvil creció y se independizó. Ya no es una simple interfaz para productos de inteligencia de negocios heredados.

En 2015, aparecieron productos que ofrecen una experiencia fluida y priorizan la tecnología móvil. Trabajar con datos fuera de la oficina pasó de ser una tarea pesada a ser una parte dinámica del proceso de análisis.

 

9.- La gente comienza a profundizar en los datos del Internet de las cosas

Existen las condiciones necesarias para que el Internet de las cosas (IoT) amplíe aún más su relevancia en 2016. Al parecer, cualquier objeto cotidiano estará dotado de un sensor que enviará información.

Considere todos los datos que generan los dispositivos móviles en un día. Eso es solo la punta del iceberg. A medida que se incrementa el volumen de datos en la IoT, también aumentan las posibilidades de obtener información.

Las empresas buscarán herramientas que permitan a los usuarios explorar los datos y, después, compartir sus descubrimientos de manera segura, administrada e interactiva.

 

10.- Aparecen nuevas tecnologías para acortar las brechas

Hay numerosas tecnologías nuevas en el entorno de la inteligencia de negocios. A medida que éstas se introduzcan en el mercado, aparecerán brechas que deberán acortarse con el tiempo. Y habrá nuevas empresas que se encargarán de eso.

Los aceleradores de Hadoop, la integración de datos NoSQL, la integración de datos del IoT y las redes sociales mejoradas brindan oportunidades para la fundación de nuevas empresas.

En 2016, surgirán nuevos actores que se encargarán de acortar las brechas y se consolidarán en el mercado.

Además, las organizaciones continuarán dejando atrás las soluciones únicas para adoptar una gama abierta y flexible que incluya estas nuevas tecnologías.

 

Por Ellie Fields, vicepresidente de mercadotecnia de productos en Tableau

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *