Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 10 tendencias que definirán a las redes y aplicaciones del futuro

10 tendencias que definirán a las redes y aplicaciones del futuro

El futuro puede estar más cerca de lo que nos imaginamos. No hace falta decir que será mejor empezar a prepararse desde ahora, mediante el diseño, la construcción y el despliegue de las redes de comunicación capaces de soportar y optimizar el tráfico que se produce y se consume por una amplia y diversa gama de nuevos dispositivos y aplicaciones.

Las redes del futuro tendrán que ser rápidas y escalables, de baja latencia, flexibles y móviles, para hacer frente a un gran número de puntos finales y grandes volúmenes de datos en la nube.

En este sentido, Alcatel-Lucent propone 10 tendencias que darán forma a futuras aplicaciones y consecuentemente establecerán los requisitos para las redes de banda ultra ancha, a partir del año 2020:

 

[box]

Cuantificación

A través del uso de tecnologías de Big Data y Analíticos, enormes cantidades de datos pueden ser recolectados, agregados, correlacionados, e interpretados. Los expertos de Bell Labs analizaron recientemente los registros de 66 millones de viajes en el metro de Londres y evaluaron el impacto del comportamiento de los viajeros en la programación de los transportes públicos y la planificación urbana. Pero, también gracias a los datos personales recogidos a través de dispositivos conectados, un nuevo fenómeno, conocido como la auto cuantificación (Quantified Self), está emergiendo.

[/box]

 

[box]

Predicción

Análisis de datos, algoritmos predictivos y el aprendizaje automático mejorarán la personalización de aplicaciones, apoyarán la toma de decisiones, y complementarán el intelecto humano. A manera de ejemplo, hoy en día, entre el 75% y 80% de lo que los usuarios ven en Netflix depende de lo que el proveedor de contenidos recomienda, y  no de lo que la gente busca.

[/box]

 

[box]

Inmersión

Pantallas de ultra alta definición (4K y 8K), y las nuevas tecnologías de captura y visualización (como 3D, 360° y la holografía) están cambiando la forma en que producimos y consumimos imágenes estáticas y contenidos de video. Aunque el mundo ha estado hablando de ello durante varios años, la próxima generación de dispositivos A/V hará posible que los consumidores y las empresas utilicen el poder de los medios de inmersión a un costo razonable.

[/box]

 

[box]

Virtualización

Varios elementos presentados en la película ‘Avatar’, del año 2009, podrían parecer de ciencia ficción. Pero, con nuevos dispositivos como el Oculus Rift y HoloLens de Microsoft que entrarán en los mercados de consumo en breve, mundos de realidad aumentada, realidad virtual y virtuales podrían no estar tan lejos.

[/box]

 

[box]

Cosas conectadas

El Internet de las Cosas (IoT) estaba en la cima de la última edición de Hype Cycle de Gartner para las tecnologías emergentes, con 5 a 10 años de plazo previsto para alcanzar la plena madurez. Gracias a la convergencia de comunicaciones máquina-a-máquina (M2M), a tecnologías de big data y a la electrónica de consumo, estamos en el comienzo de la siguiente etapa en la evolución de Internet. Aunque objetos como el cepillo de dientes inalámbrico, la cafetera inteligente y el collar de perro conectado, siguen siendo más un lujo que una necesidad, el IoT eventualmente nos proporcionará nuevos servicios y aplicaciones que enriquecen la manera en que vivimos, trabajamos, viajamos, compramos y nos preocupamos por nuestra comunidad, salud y medio ambiente.

[/box]

 

[box]

Cyborgs

Una de las nuevas categorías de dispositivos de mayor desarrollo son los llamados wearables. Estos dispositivos son la celebración de la promesa de convertir a los humanos en cyborgs. Los más utilizados hoy en día son los relojes y pulseras inteligentes, pero también surgirán los texturas inteligentes, sensores electrónicos impresos en la piel, lentes de contacto conectados, e incluso implantes de microchips que eventualmente contribuirán a la auto cuantificación mencionada anteriormente.

[/box]

 

[box]

Robots

Al mantener la tecnología y eliminar el componente humano, podríamos terminar con una flota de robots. De acuerdo con un reciente informe de Business Insider, el mercado mundial de la robótica, que se dirigía principalmente a los segmentos de la industria y logística, ha comenzado a desplazarse hacia nuevas aplicaciones de consumo y de oficina, con la limpieza y mantenimiento del hogar, la telepresencia, y los robots de entretenimiento doméstico.

[/box]

 

[box]

La combinación de fuentes de datos

Con miles de millones de dispositivos, aplicaciones y redes de sensores, fuentes de big data, la recopilación y agregación se han convertido en actividades altamente expandidas. La combinación de fuentes de datos permitirá que las futuras aplicaciones confíen en la inteligencia colaborativa y en la toma de decisiones sociales. Un caso de uso prominente es la creación de la red de sensores de radiación que combinan fuentes: SafeCast, después del devastador terremoto en Fukushima en marzo de 2011.

[/box]

 

[box]

Cero UI

El verdadero valor de las aplicaciones del futuro radica en que ofrecen una experiencia superior al usuario final. Gracias a los dispositivos y tecnologías de red integradas, incluido el reconocimiento de voz, sensores de movimiento e incluso el control de las ondas cerebrales, estamos entrando en una nueva era de (casi) ‘sin pantalla’ o ‘cero UI’. Hoy en día ya existen algunos ejemplos bastante avanzados, como el asistente de voz Siri de Apple o la cámara con control mental Neurocam.

[/box]

 

[box]

¡Ahora!

Gracias a las redes sociales y a medios informativos, podemos mantenernos actualizados permanentemente sobre lo que está sucediendo en la vida de nuestros amigos, familiares,  en la comunidad o en cualquier parte del mundo. A los Millennials no les gusta esperar para innovar, por lo que la información debe de estar disponible en alta velocidad, en tiempo real y en cualquier lugar  y, de ser posible, enriquecido con contenido multimedia.[/box]

 

 

Opinión