3 retos al implementar BYOD

3 retos al implementar BYOD

Con BYOD, el 87% de los empleados consultados han aumentado su productividad, 81% ve beneficios al trabajar desde cualquier lugar, y 51% considera que sus equipos personales son mejores que los de su trabajo

Por Mundo Contact | 11 julio 2016 | Actualidad, Articulos, Tecnología

La productividad y cómo mejorarla es un tema que interesa a todas las empresas, y por ello toda tendencia que se traduzca en beneficios importantes a la compañía es bien recibida.

Tal es el caso de BYOD (Bring Your Own Device, Trae Tu Propio Dispositivo, por sus siglas en inglés). Mucho se ha hablado acerca de los beneficios de esta nueva cultura, donde los empleados pueden utilizar en su trabajo los mismos dispositivos móviles que para su vida personal, ya sean smartphones, tablets o computadoras portátiles.

En los últimos años, BYOD ha demostrado sus bondades y diversos estudios han reflejado que con esta práctica se ha incrementado el rendimiento.

Según ZK Research, en su análisis ‘Top Five Reasons to Optimize your Network for BYOD’ publicado en 2013, el 87% de los empleados consultados dijeron haber aumentado su productividad, en tanto que 81% notaba beneficios al desempeñar su labor desde cualquier lugar, y 51% manifestó que sus equipos personales eran mejores que los disponibles en su trabajo.

Es un hecho que esta tendencia llegó para quedarse y para las empresas la cuestión no es decidir si adoptarla o no, sino elegir el momento para hacerlo. Dicha adopción implica importantes retos para el departamento de TI, mismos que de ser ignorados pueden ocasionar graves repercusiones, que van desde impacto en la productividad, hasta la pérdida de datos o el filtrado de información confidencial.

Algunos de los principales retos que una empresa debe resolver para una correcta implementación de BYOD son:

 

1. Seguridad – Cada conexión de un equipo personal a la red corporativa es un riesgo de propagación de malware, especialmente si se considera que la mayoría de los usuarios emplea sus equipos para tener acceso a redes sociales, así como a sitios potencialmente peligrosos. Un equipo personal comprometido pone en jaque la confidencialidad de la información almacenada de la empresa. Por ello, es necesario robustecer las políticas de seguridad y delimitar eficazmente los servicios y contenido al cual tendrán acceso los usuarios al conectarse a la red corporativa.

2. Capacidad y complejidad de la red – Al permitir que los empleados conecten sus dispositivos a la red de la compañía, es indispensable asumir que ésta deberá soportar el tráfico de más de un equipo por cada empleado. Actualmente la relación es de 3 dispositivos por usuario, pero este número se incrementará rápidamente al paso del tiempo. Los equipos personales tienen capacidades de videoconferencia de alta definición y llamadas de voz vía Internet, lo cual aumentará notablemente los requerimientos de ancho de banda.

3. Disponibilidad – Al tener empleados que pueden trabajar desde sus equipos móviles con servicios y aplicaciones en la nube, se aumenta la productividad, pero también se vuelve necesaria una disponibilidad de 24×7, Además, es sumamente importante que la experiencia del usuario corporativo sea siempre la mejor, sin importar si trabaja desde un equipo conectado por cable a la red, vía inalámbrica en una laptop o por 4G desde un equipo móvil.

 

La nueva cultura BYOD es, por definición, una manera activa de mejorar la forma de trabajo y requiere que las redes empresariales sean dinámicas. Esto significa que el reto de BYOD es  una tendencia que llegó para quedarse.

Los administradores de TI requieren herramientas aptas para responder a las necesidades de capacidad y seguridad que los nuevos ambientes exigen, tales como: auto-aprovisionamiento; acceso a la red basado en identidad, perfil, dispositivo y roles; visibilidad y manejo unificado de redes alámbricas e inalámbricas; gestión de amenazas de día cero; así como equipos y software capaces de brindar desempeño y escalabilidad pero, al mismo tiempo, garantizando una administración simple de la red.
‘Bring Your Own Device más que una moda es una necesidad, por la dinámica laboral actual que requiere estar siempre conectado y enterado. Sin embargo, su mayor inconveniente es la seguridad, ya que se necesita tener políticas y establecer la manera de aplicarlas. Es por eso que en BYOD, más que las tecnologías habilitadoras para tener acceso a los recursos de la empresa, como las VPN, la encriptación etc., es necesario tener reglas del juego para que el usuario pueda utilizar los recursos empleando su propio dispositivo’, según Jaime Castañeda, director de ingeniería para América Latina en Juniper Networks.

‘Uno de los riesgos más grandes -y que deben descartarse primero-, son los equipos con seguridad comprometida, como aquellos con jailbreak; la siguiente regla son las buenas prácticas y el sentido común, pues el tener acceso a un recurso de información de la compañía implica que se está usando la propiedad intelectual de ésta’, agrega Castañeda.

Otro aspecto importante a considerar por las empresas es la posibilidad de implementar soluciones de distintos fabricantes, con el fin de alcanzar un ambiente robusto, seguro y escalable con las mejores opciones disponibles en el mercado.

Las soluciones basadas en estándares abiertos permiten interactuar con dispositivos y aplicaciones de terceros para crear una solución BYOD completa que ayude a las empresas a reducir sus costos de TI, desarrollar nuevas formas de trabajo, incrementar su productividad y, como resultado final, aumentar la satisfacción de sus clientes.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *