Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 4 mitos y realidades respecto a las baterías de tus dispositivos

4 mitos y realidades respecto a las baterías de tus dispositivos

Desde siempre, las baterías de dispositivos como teléfonos móviles, tablets o wearables han sido objeto de múltiples mitos y creencias

4 mitos y realidades respecto a las baterías de tus dispositivos
4 mitos y realidades respecto a las baterías de tus dispositivos

Desde siempre, las baterías de dispositivos como teléfonos móviles, tablets o wearables han sido objeto de múltiples mitos y creencias que se han viralizado ampliamente. La realidad es otra:

Se pensaba que las baterías se deterioraban si se realizaban cargas incompletas o si el móvil permanecía enchufado una vez completada la carga. La realidad es que las baterías que se emplean ahora son de iones de litio que no tienen estos efectos.

Además de esto, los dispositivos actuales, así como los cargadores, son inteligentes y cuentan con mecanismos que evitan cualquier opción de sobrecarga. Finalmente, no pasa nada si dejamos el equipo cargando toda la noche.

 

¿Se pueden utilizar cargadores que sean de otra marca distinta del dispositivo?

No, el mercado está repleto de cargadores que aparentan ser oficiales pero que pueden ser inútiles y hasta peligrosos.

Fabricantes como Apple recomiendan el uso de sus propios elementos o, si son de otros fabricantes, que estén debidamente certificados. De hecho ya han ocurrido situaciones de peligro, así que no es conveniente utilizar cargadores que no sean del fabricante.

 

¿Utilizar el dispositivo mientras se está cargando?

Una de las creencias más generalizadas es que la recarga de una batería no permite que se pueda utilizar el dispositivo. Esto es falso, se puede seguir utilizando el móvil o tablet mientras se recarga.

Además, con la carga inalámbrica, se puede utilizar el equipo ya sea para escuchar música o hacer y recibir llamadas empleando auriculares.

Se piensa que hay que apagar el equipo cuando se está cargando. Sin embargo, no existe ninguna recomendación de seguridad o cuidado de que esto se haga. Basta con poner el dispositivo en modo avión o apagarlo por completo, para que el tiempo de recarga sea el mínimo posible.

Con información de El País

Opinión