Inicio Tecnología 2017 4G: Aún muy lejos de la realidad

4G: Aún muy lejos de la realidad

Para empezar, la SCT necesita definir el espectro en México

Si de cuarta generación o 4G se habla, es mejor esperar sentados, pues se prevé que llegará a México después del 2011.

A pesar de que la asociación llamada International Mobile Telecommunications, IMT-Advanced, encargada de identificar a la 4G ya lo hizo, ahora tiene que dar a conocer las tecnologías que serán parte de la generación.

Se cree que LTE (Long Term Evolution) y Wimax, (esta última nada tiene qué ver con la tecnología Wimax que ya se está ofreciendo actualmente), serán las tecnologías en la jugada.

A pesar de esto, los arriesgados ya comenzaron a realizar pruebas. El próximo año, se estima que Verizon y AT&T van a implementar la tecnología en Estados Unidos.

En cuanto a Latinoamérica, de acuerdo con Erasmo Rojas, director regional para América Latina y el Caribe para 3G Americas, el próximo año también en la región se comenzará a probar la tecnología LTE, siendo Chile uno de los primeros, pues los operadores han pedido al gobierno una licencia experimental para hacer pruebas.

¿Y en México?

Aunque tampoco la IMT-Advanced divulga el espectro que utilizará LTE, se cree que será el de 700 megahertz y 2.5 gigahertz.

Por lo tanto, en el País, primero se tiene que asignar esta banda de espectro para servicios móviles; saber si alguno de los operadores ya la tiene, o no; si la está usando, para qué, así como por cuánto tiempo tiene la licitación.

Una vez que suceda esto, entonces los operadores podrán adquirir esa banda y así lanzar los servicios 4G.

Sin embargo, Héctor Marín, director de desarrollo de negocios de Qualcomm, aseguró que el tema de la subasta de espectro en México se ha retrasado demasiado y esto afecta a los operadores.

“Ellos necesitan más espectro para ir instalando nuevos sistemas que les permitan ser más competitivos en este mercado”, dijo Marín.

Mientras no haya ese plan de espectro, la única opción para los operadores es pedir licencias experimentales en aquellas bandas.

Pero, la SCT todavía no ha adjudicado la licencia de espectro para la banda de 1700 megahertz y 1900 megahertz que podrían utilizarse para servicios de 3G.

Mientras este espectro no se subaste, será difícil que los operadores vayan a 4G, cuando aún no han terminado su red de 3G.

“Los operadores acaban de invertir en una infraestructura. Imagínate el tamaño de retraso que significa para la industria pues tienen dinero ahí parado que además significa no inversión y no empleos”, aseguró Gonzalo Rojón, director de análisis TIC de The Competitive Intelligence Unit.

¿Qué es 4G?

Tanto las tecnologías LTE (Long Term Evolution) como Wimax, que serán las que se utilicen para redes 4G, utilizarán un protocolo de internet, es decir, todo va a ser datos y ya no existirá la diferencia con voz que ahora se hace. Por ejemplo, la voz se codifica en paquetes de datos y al momento que lo recibe el otro teléfono se vuelve a convertir en voz.

En cuanto a velocidades, la 4G promete entre 71 y 143 Megabits por segundo (Mbps) para recibir datos y de 37 a 75 Mbps para emitirlos. Como referencia, hoy Telcel con su 3G ofrece máximo 1.5 Mbps.

Al utilizar estos anchos de banda nuevos con una computadora, se permitirá una mayor rapidez para descarga de DVDs, así como videos y fotografías de alta definición; servicios de redes sociales y aquellos basados en la localización.

También las aplicaciones para el sector de la salud, como mandar una radiografía en tiempo real al teléfono celular del doctor, podrán ser posibles. Incluso, las herramientas de la banca podrán procesar gran cantidad de información en tiempo real.

Por otro lado, se cree que 4G primero va a llegar en PCs para el servicio de internet por medio de tarjetas o chips y después en los dispositivos como los smartphones.

Gonzalo Rojón, director de análisis TIC de The Competitive Intelligence Unit, tuvo oportunidad de probar LTE en Estados Unidos, y aseguró a Interfase que es una súper tecnología.

Las pruebas las realizó desde una computadora conectada a un teléfono para ver un capítulo de Lost.

“Era continuo, sin que se pixelara, como si estuvieras viendo el DVD directo en la máquina. Eran 75 Megabits por segundo”, dijo Rojón.

Fuente: Reforma, México

Opinión