Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 5 tendencias tecnológicas en América Latina para 2015

5 tendencias tecnológicas en América Latina para 2015

red-mundo-internet

Se están produciendo cambios importantes en los mercados de las telecomunicaciones de América Latina y el Caribe, desde demandas centralizadas en negocios hasta la interacción entre software y hardware.

Debido a que el interés en las telecomunicaciones en la región continúa aumentando y los eventos de alto perfil como la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos de 2016 muestran la importancia de la infraestructura de red, a continuación se presentan cinco tendencias para 2015:

 

[box]

1. La transformación de la red ayudará al surgimiento de nuevas oportunidades de ingresos

Las empresas y los proveedores ven claramente la necesidad de transformar su infraestructura con el fin de ser capaces de brindar una mayor variedad de servicios, responder mejor a la naturaleza cada vez más móvil del trabajo y del comportamiento de la red personal, permitiendo a los proveedores obtener más valor de sus activos de red.

Tomemos, por ejemplo, la necesidad de mantener el paso del crecimiento en el uso de teléfonos móviles. Un reciente estudio publicado por GSMA reveló que América Latina fue una de las regiones de más rápido crecimiento a nivel mundial en términos de conexiones de teléfonos inteligentes entre 2010 y 2013, con una base instalada de teléfonos inteligentes que creció un 77% anual (CAGR) durante este período. Los teléfonos inteligentes representaron casi el 30% de las conexiones móviles de la región a finales de septiembre de 2014 (200 millones) y se pronostica que representarán el 70% del total (605 millones) para el 2020. El informe de GSMA también indicó que América Latina tendrá la segunda mayor base instalada de teléfonos inteligentes en el mundo, superada solo por la región de Asia Pacífico.

A fin de ganar en este mercado de conectividad altamente competitivo y en rápida evolución, los operadores deben tomar medidas para diferenciar sus carteras y aumentar las oportunidades de ingresos. Los operadores deben adoptar un enfoque consultivo para evaluar sus necesidades y determinar los servicios, programas y soluciones necesarias para transformar sus redes. Los operadores quieren saber los beneficios que les reportará la implementación de estos y otros tipos de soluciones y la evolución de sus redes, desde la nube hasta la conectividad, incluyendo todo lo demás. Con la flexibilidad de red en la mente de todos, está claro que en 2015 las redes deberán transformarse para evolucionar al siguiente nivel.

[/box]

 

[box]

2. El video 4K, LTE y 5G convertirán a la red metropolitana en un nuevo campo de batalla

Los datos móviles, el video de alta definición y el streaming 4K de video ejercerán más presión sobre la red metropolitana. Estas aplicaciones requieren un gran aumento de la capacidad por usuario, convirtiendo a la red metropolitana en un nuevo campo de batalla para la ventaja (o desventaja) competitiva, con grandes consecuencias para la experiencia del usuario y los modelos de negocio. Las redes deben ser más eficientes en términos de ampliación de la capacidad y reducción del costo por bit. También deben ser flexibles para continuar evolucionando, soportar los nuevos servicios y las demandas de los usuarios.

La transición de 4G a 5G constituye un tema popular de conversación actual. Mientras que el entorno 4G está todavía en sus inicios en América Latina, los jugadores de la región saben muy bien que la infraestructura de la red debe seguir evolucionando. Brasil, por ejemplo, está investigando y desarrollando tecnologías como 5G que combinarán múltiples frecuencias para velocidades de hasta 200 Mbps.  La percepción general es que estamos en el camino correcto para respaldar el creciente uso de aplicaciones que exigen más ancho de banda, pero la evolución de nuestras redes requerirá más funciones y la capacidad de aumentar la escala de la conectividad; se tratará de cómo implementar en lugar de por qué.

[/box]

 

[box]

3. SDN/NFV serán predominantes

En 2013, la mayoría de la gente hablaba de forma teórica sobre SDN (Software Defined Networks) y NFV (Network Functions Virtualization), mientras que en 2014 más empresas demostraron soluciones y software que pusieron en un contexto más amplio a SDN/NFV. Las empresas están pensando más seriamente sobre sus opciones en materia de SDN y los proveedores latinoamericanos se están alineando más con Norteamérica y Europa para definir y poner en práctica los requisitos. Mientras continúa el debate sobre los beneficios de SDN a corto plazo, muchas empresas están gratamente sorprendidas por no tener que esperar dos o tres años para ver el progreso. Las aplicaciones de SDN ya son una realidad, por lo que resulta claro que los operadores pueden y deben iniciar ahora sus transiciones a SDN. En 2015, esperamos ver más despliegues de SDN en las redes de telecomunicaciones de todo el mundo.

Y 2015 promete enfocarse en el tema de NFV así como lo fue SDN durante los últimos 12 meses. Una vez que la gente vea lo que el software puede hacer por una red, es solo cuestión de tiempo antes de que comience a reemplazar las funciones del hardware por sus equivalentes virtuales. De hecho, el reciente informe de Infonetics, ‘Carrier SDN and NFV Hardware and Software Market Size and Forecast’, predice que los mercados de NFV y SDN llegarán a 11 mil millones de dólares a nivel mundial en 2018.

[/box]

 

[box]

4. Los servicios bajo demanda impulsarán una mayor eficiencia empresarial

Como parte de las conversaciones en torno a la monetización de la red, el tema de los servicios bajo demanda surge a menudo, sobre todo en el contexto del sobreaprovisionamiento de la red. Hoy en día, los servicios de conectividad son una experiencia mayoritariamente estática, lo que significa que una vez que se definen los puntos extremos y los atributos de servicio, no hay muchos cambios: alguien necesita una conexión, entonces firma un contrato y se activa. Por lo general, se tarda un tiempo considerable en establecer la conexión, desde unos pocos días hasta unas semanas. Sin embargo, la era de redes en la nube significa que la conectividad estática ya no es suficiente.

Están cambiando las demandas de nuestras redes. La expectativa es que la capacidad de la red se adapte a nuestras necesidades de ancho de banda y al cambio de puntos extremos, y no al contrario. Para 2015, se estima que 3 mil millones de dólares del mercado estático podrían desplazarse al mercado bajo demanda si más proveedores comenzaran a ofrecer este tipo de servicios, y que para 2018 esta cifra superará los 9 mil millones de dólares. En 2015, se espera que los operadores utilicen soluciones que hagan uso de procesos de análisis en tiempo real para proporcionar herramientas que les permitan optimizar sus recursos sobre la marcha y mantenerse al ritmo de las demandas de mayor ancho de banda y servicios, además de facilitar estrategias de monetización más avanzadas.

[/box]

 

[box]

5. Surgirán nuevos esfuerzos en apoyo de una ‘universidad sin paredes’

Si bien existe una serie de impactos regionales únicos de tecnología en ciertos mercados verticales, uno de los que más se destaca es el segmento de la educación.

Muchas personas ven el aprendizaje a distancia, o una ‘universidad sin paredes’, como la solución al reto educativo de América Latina. Además, la llegada del movimiento de Curso masivo abierto en línea (MOOC) presenta ramificaciones interesantes para una educación superior en la región, abriendo la puerta a un mayor acceso a una educación de calidad a través del aprendizaje en línea. Esto será algo que habrá que seguir de cerca en la región en 2015. Para que esto tenga éxito, es importante contar con la infraestructura adecuada disponible para facilitar el acceso a banda ancha y a las nuevas oportunidades de educación a las comunidades de CALA.

Estas son solo algunas de las tendencias que esperamos ver en 2015 a medida que se agilizan y flexibilizan las redes latinoamericanas, permitiendo que los operadores puedan responder a las necesidades crecientes de los usuarios de aplicaciones bajo demanda y capacidades de red. [/box]
Por Héctor Silva, Director de Tecnología para CALA en Ciena

Opinión