Inicio Tecnología Actualidad 2017 5G y fibra óptica, clave para reducir la brecha tecnológica en AL

5G y fibra óptica, clave para reducir la brecha tecnológica en AL

23
red-5g-lte

La unión entre las conexiones móviles de quinta generación (5G) y la fibra óptica para la casa u oficina (FTTx) será la clave para que los Gobiernos latinoamericanos cierren las brechas de acceso a la banda ancha en los próximos años, según Alcatel-Lucent.

‘Los gobiernos latinoamericanos tienen retos como mejorar la calidad del servicio y la desigualdad de cobertura, que solo se superan con la convergencia de las redes, señaló Gustavo Tonini, director de Soluciones de Alcatel-Lucent para América Latina.

El directivo opina que las causas de esta desigualdad son las diferencias a nivel socioeconómico y las condiciones geográficas, en una región en la que, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones UIT, la penetración de la banda ancha móvil en 2014 alcanzará el 32%, mientras que la de la fija el 10%.

Chile, Barbados y Brasil son los países mejor ubicados en la zona, según el más reciente estudio de impacto de la Banda Ancha en Latinoamérica y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En tanto, el Caribe es la región más rezagada, con un Índice de Desarrollo de Banda Ancha (IDBA) de 3.72, muy por debajo de las notas asignadas a Centroamérica (4.26) y a la Región Andina (4.13).

Para superar la situación, la empresa calificó de fundamental el uso de la tecnología inalámbrica de quinta generación, sucesora de 4G y que sin estandarizar espera su masificación para inicios de 2020, además del acceso de Ultra Banda Ancha sobre fibra óptica (FTTx), que sustituye total o parcialmente al cobre.

Tonini advirtió sin embargo que, pese a la tendencia creciente de las conexiones móviles, los tendidos fijos no desaparecerán, debido a que nuevas tecnologías como Gpon y Vectoring Vdsl2 -lideradas por la empresa- potencian estas redes (las alámbricas).

Además, recordó que, si bien las conexiones móviles son la mayoría, dos terceras partes del tráfico de datos (70%) se da en las redes fijas que los usuarios tienen en los hogares u oficinas, lo que puede beneficiar a las zonas alejadas en toda la región.

Según los estudios realizados por Bell Labs, el centro de investigación de Alcatel-Lucent, en la mayoría de los casos la descarga de contenidos de video, aplicaciones o juegos -que son las más exigentes- se da principalmente cuando el usuario está conectado a una red WiFi o a una small cell, con base alámbrica.

Las redes fijas se mantienen como la opción ideal cuando se trata de mejorar la calidad de las señales y los servicios que se prestan en las ciudades, mientras las móviles son definitivas para llevar la conectividad a las zonas rurales, explicó Tonini.

Precisamente, según el experto, el futuro de las redes fijas en América Latina está en la nube, ya que estas redes en servidores serán usadas para la internet de las cosas y permitirá a los operadores poder dar respuesta y hacer eficiente su infraestructura para los usuarios que cada vez quieren estar más conectados.

‘Esta visión, sumada a la tecnología que hace posible la Ultra Banda Ancha, llevará a los países latinos a alcanzar mayores niveles de desarrollo y crecimiento’, sin dejar atrás los proyectos de la empresa, que contempla que en el futuro las redes tienen que ser dinámicas, flexibles, virtualizadas, concluyó Tonini.

EFE

Opinión