Inicio Tecnología 2017 Abre primera fábrica de WiMAX en México

Abre primera fábrica de WiMAX en México

La planta tuvo un costo cercano a mil millones de dólares y espera alcanzar una producción de 700 antenas y 4 mil metros mensuales de cableado

Ciudad de México  (9 marzo 2007).- Por la cercanía con Estados Unidos, las expectativas de crecimiento del mercado nacional, la empresa Radio Frequency Systems (RFS) decidió abrir una planta de manufactura de antenas, cableado y otros dispositivos de la tecnología de comunicaciones inalámbricas WiMAX, la primera en su tipo en el País.

La planta ubicada en Ciudad Juárez, que entró en operaciones en febrero pasado, tuvo un costo cercano a los mil millones de dólares y espera alcanzar una producción de 700 antenas y hasta 4 mil metros mensuales de cableado, señaló el director para América Latina, Luis Antonio de Oliviera.

RFS decidió instalar su novena planta en México por las ventajas que ofrece su posición geográfica, para la reducción de los costos de logística y el bajo costo de la mano de obra calificada, hasta 50 por ciento más barata que a estadounidense, adelantó el director del centro de manufactura, Alexandre Comperado.

Ahorros que en promedio les permitirán reducir en 20 por ciento el precio de sus equipos, comentó Oliviera.

Para el mercado estadounidense, se reducían las tarifas arancelarias y se eliminarán muchos trámites por el paso de los productos.

Mientras que la reducción de costos, les permitirá competir en los mercado de “low cost” para Centroamérica y El Caribe, puntualizó Comperado.

“Los objetivos de RFS son tener una penetración de 50 por ciento del mercado norteamericano y nacional de los operadores de telecomunicaciones”, describió Oliviera.

A nivel mundial, la venta de equipos para WiMAX sobrepasó los 250 millones de dólares en 2006 y se espera que en 2009 alcance los 2 mil millones, al soportar un tráfico de 15 millones de usuarios, con ganancias para los operadores por arriba de los 13 mil millones de dólares, describe la consultora RNCO.

Los principales clientes de RFS son los operadores de telecomunicaciones y sus proveedores de infraestructura, como Siemens y Nokia.

Actualmente, los equipos son instalados para áreas de difícil acceso, como túneles, plataformas petroleras, estacionamientos y grandes edificios con problemas de cobertura, detalló el directivo regional.

En general, comentó Oliviera, la organización tiene expectativas positivas en la región, por su estabilidad económica y la recuperación en el crecimiento de las inversiones en las telecomunicaciones, dónde México se muestra como el más activo en servicios móviles.

Para la segunda mitad del año, adelantó que espera crecer su producción local, con sistemas de acondicionamiento electrónico, como filtros, amplificadores y nuevos modelos de atenas bajo los nuevos estándares.

Opinión