Inicio Tecnología 2017 Acer podría conquistar el bronce en la industria global de PC

Acer podría conquistar el bronce en la industria global de PC

HONG KONG — El fabricante de computadoras Acer Inc. no cuenta con un reconocimiento de marca tan fuerte como el de sus rivales estadounidenses Dell Inc. y Hewlett-Packard Co., pero la compañía taiwanesa puede presumir de algo que sus grandes competidores no tienen: un crecimiento explosivo.

Más de cinco años después de iniciar una amplia reestructuración, Acer ha aumentado rápidamente su participación de mercado y se ha convertido en una nueva amenaza para los gigantes del sector. Actualmente, Acer tiene un 5,9% del mercado global de computadoras y algunos analistas pronostican que en un año más podría sobrepasar a la empresa china Lenovo Group Ltd., que actualmente tiene una participación de 7,5%, para convertirse en el tercer vendedor más grande de computadoras en el mundo, detrás de H-P y Dell.

Los analistas sostienen que Acer está en una posición única para aprovechar los cambios en la industria mundial de computadoras personales. Durante mucho tiempo, el principal mercado era Estados Unidos y eran empresas de ese país las que dominaban la industria. Pero, a medida que el crecimiento en Estados Unidos se estanca, las ventas de computadoras en los mercados emergentes —China, India, Europa del Este y América Latina— se han disparado.

Este año, un 27% de las ventas de computadoras portátiles corresponde a mercados emergentes. En 2003, era 20%. En ese período, las ventas en Estados Unidos bajaron de 38% a 34%, según la firma de investigación IDC.

Una de las ventajas distintivas de Acer, en especial en los mercados emergentes, son sus bajos precios. El hecho que su sede esté en Taiwán le ha ayudado a mantener bajos costos dada su cercanía con China, donde se ubican sus principales proveedores.

Fundada en 1976, Acer se dedicó durante más de una década a fabricar computadoras para empresas como International Business Machines Corp., Fujitsu Ltd. y Toshiba Corp. A comienzos de los años 90, la compañía trató de lanzarse como una marca global propia, convirtiéndose en uno de los primeros fabricantes asiáticos de computadoras en lograr cierta atención internacional. En varios países latinoamericanos, sus PC se vendían muy bien durante esa década, debido a sus precios bajos. Pero hacia fines de los 90, la compañía pasó por problemas, debido a conflictos de intereses como buscar la expansión de su marca propia, al tiempo de seguir fabricando computadoras para IBM y otros clientes. Además, Acer tenía una línea de productos cada vez más amplia que parecía fuera de control.

En 2000, la empresa comenzó su reestructuración. Y en 2004 nombró al italiano Gianfranco Lanci, entonces jefe de las operaciones de Acer en Europa y Estados Unidos, como presidente. Lanci ha recibido el crédito por haber impulsado la presencia de Acer en Europa, donde actualmente es el número uno en ventas de computadoras portátiles.

Fuente: The Wall Street Journal 

Opinión