Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Activistas hispanos de EU reclaman brecha salarial en tecnología

Activistas hispanos de EU reclaman brecha salarial en tecnología

Activistas hispanos aprovecharon el evento de presentación de los nuevos productos de Apple para protestar por las grandes diferencias salariales existentes entre los distintos tipos de empleados de la industria tecnológica de Silicon Valley.

“La brecha salarial entre los ‘techies’ y el resto de trabajadores en el sector tecnológico se está ensanchando cada vez más”, dijo Alfredo Feltes, portavoz del sindicato SEIU, la principal organización detrás de la protesta realizada hoy.

“Hay muchos trabajadores de la industria tecnológica en el área de la bahía de San Francisco que no se dedican específicamente a la tecnología, sino a los servicios en estas empresas: empleados de seguridad, de limpieza, de mantenimiento, cocineros, etc. La mayoría son latinos y ganan sueldos muy bajos”, aseguró el activista.

Bajo la consigna “La tecnología puede hacerlo mejor”, los hispanos concentrados frente al Flint Center de Cupertino, donde Apple presentó sus nuevos modelos de iPhone y su primer reloj inteligente Apple Watch, pidieron a la compañía de la manzana mordida que “de la misma manera que es líder en sus productos, sea también líder en proveer buenas condiciones” laborales.

Muchos de los trabajadores de servicios de Silicon Valley no son empleados directamente por las empresas tecnológicas, sino que pertenecen a otras compañías contratadas por ellas.

Los quejosos lamentaron que la gran brecha salarial entre trabajadores esté creando en Silicon Valley una “subclase” de empleados latinos y afroamericanos, quienes, a su juicio, no tienen poder adquisitivo para comprar productos como el iPhone 6.

“No hay mejor símbolo de la desigualdad de Silicon Valley que el iPhone 6, que está fuera del alcance de muchos de quienes protegen las propiedades y los productos de los gigantes tecnológicos”, indicó Michael Johnson, quien trabaja de empleado de seguridad en una empresa de Silicon Valley.

EFE

Opinión