Advierten riesgos en la consolidación de AMX

Por Mundo Contact | 29 enero 2010 | Tecnología

Problemas regulatorios en países como Colombia y México a causa de investigaciones por dominancia, los posibles obstáculos y requisitos que impongan los gobiernos de Latinoamérica para aprobar la consolidación, la reciente caída en sus acciones y la dificultad para lograr un consenso entre los accionistas de las empresas, serán algunos de los factores que podrían poner en riesgo la operación que busca realizar América Móvil (Amx).

Manuel Jiménez, analista de Ixe, consideró que el proceso de intercambio accionario y posterior desliste accionario de los mercados bursátiles -de Carso Global Telecom y Telmex Internacional- podría tardar casi un año, al requerir la aprobación de los reguladores antimonopolios en cada uno de los 18 países donde opera la empresa.

La complejidad de la operación requerirá formar talento y personal para que la compañía opere bajo un esquema de consolidación, explicó Fernando Butler, director general de BHMC Consultores, quien mencionó que este proceso también podría atrasar las intenciones de la firma de dar servicios de última generación.

Para Evelyn Pineda, especialista de Select, los riesgos son más de largo plazo, porque persiste la incertidumbre sobre la aceptación que tendrán los servicios integrados de la empresa entre los usuarios de la región.

Los analistas puntualizaron que es necesario resolver los problemas regulatorios que la firma afronta en México, pues podría generar complicaciones estratégicas y operativas el hecho de no aplicar la consolidación en el país, toda vez que el 30 por ciento de sus suscriptores móviles se concentran en la nación; consideraron que dejar un tercio de este segmento desvinculado al resto de la región es riesgoso para la firma, porque implicaría un rezago en los servicios y el descontento de los usuarios, que optarían por otro operador.

Si se autoriza la consolidación de la firma en México, aglutinaría un total de 75.7 millones de líneas fijas y móviles, derivado de la suma de Telcel y Telmex, lo que representa el 70.6 por ciento de las 107.2 millones de líneas totales en el país, reportadas al tercer trimestre de 2009, y acumularía el 68.1 por ciento de los ingresos del sector, según estimaciones de CIU.

Fuente: El Financiero, México