Inicio Tecnología 2017 Al presidente de Motorola se le acaban los minutos

Al presidente de Motorola se le acaban los minutos

La conmoción en la alta gerencia de Motorola Inc. el miércoles es una señal de que la junta de la compañía está perdiendo la paciencia con el presidente ejecutivo Edward Zander. Por eso, está tomando un papel más activo en la dirección de la empresa.

El ascenso de Greg Brown a director de operaciones llena ese cargo por primera vez en más de dos años. Zander ha comentado en privado que la junta está participando más en la planificación, administración y otros temas de negocio, según una fuente cercana. Brown era antes presidente del negocio de redes y empresas de Motorola.

La junta también decidió nombrar a uno de sus miembros, Thomas Meredith, como director financiero interino, en reemplazo de David Devonshire, quien se jubilará el primero de abril. Estas medidas se dan después de que Motorola conmocionara a Wall Street reduciendo considerablemente sus expectativas de ganancias por problemas en su división de celulares.

La conmoción gerencial despierta nuevas interrogantes sobre si Zander sobrevivirá a la tormenta que golpea al segundo fabricante de celulares del mundo, según analistas. Zander, otrora estrella reconocida por convertir el estilizado RAZR en el teléfono más popular de todos los tiempos, podría perder la poca confianza que le tiene la junta si la empresa no encuentra pronto una forma de generar más ganancias. Su contrato expira en enero de 2008.

En una entrevista el miércoles, Zander negó que su puesto estuviera en peligro. “Ed Zander está absolutamente al mando de la compañía”, dijo un vocero, que agregó que con los cambios gerenciales, “ha fortalecido al equipo”. Los miembros de la junta no pudieron ser contactados.

El desempeño financiero de Motorola ha caído en picada en los últimos seis meses, principalmente porque la compañía calculó erróneamente su oferta de productos y precios en el competitivo mercado de los celulares. Pese a que la compañía ha vendido más de 60 millones de RAZR, su precio ha bajado tanto que algunos operadores celulares lo están ofreciendo de manera gratuita. Mientras tanto, los consumidores han ignorado los modelos más exclusivos de la marca debido a que se parecen demasiado al viejo RAZR.

El cambio en la cúpula de la compañía se presenta después de la renuncia a mediados de febrero de Ron Garriques, el entonces presidente de la división de celulares, a quien Zander había culpado públicamente de los errores de estrategia. Motorola nombró apresuradamente a dos personas como codirectores de la división mientras buscaba al sucesor de Garriques.

Zander y otros funcionarios de Motorola han reconocido que la compañía tiene debilidades operacionales. Durante una conversación con los inversionistas a principios de esta semana, Zander dijo que la compañía necesita hacer una mejor labor al balancear la tecnología con recortes en los costos de fabricación, especialmente en la categoría de celulares. También reconoció que la compañía necesita ofrecer a los consumidores una mayor variedad de productos exclusivos.

Buena parte de la responsabilidad de resolver estos problemas recae en Brown, de 46 años, quien ha tenido un buen desempeño al frente de la división de Motorola que vende equipos de telecomunicaciones a operadores como AT&T Inc. y Sprint Nextel Corp. En el último año, integró con éxito la división de gobierno y redes de la empresa. También se le atribuye la adquisición el año pasado de Symbol Technologies y Good Technology, un par de empresas especializadas en los clientes corporativos.

Brown ya comenzó a involucrarse en la división de celulares. Inmediatamente después del anuncio sobre el desempeño de Motorola, visitó la división y pasó allí buena parte del día.

Sin embargo, algunos analistas e inversionistas han cuestionado si el ejecutivo podrá resolver los enormes problemas de Motorola. Brown carece de experiencia en el negocio de celulares y tiene que cultivar relaciones clave con los operadores de más de 200 compañías.

Su nuevo puesto coloca a Brown como un posible sucesor de Zander, pero éste jamás ha hablado de sus ambiciones como presidente ejecutivo de Motorola, según su hermano mayor Richard Brown.

Fuente: The Wall Street Journal 

Opinión