Inicio Tecnología 2017 Amenaza Telmex con detener sus inversiones

Amenaza Telmex con detener sus inversiones

Advierte que la indefinición sobre la convergencia tecnológica detiene los planes de expansión de la firma

Teléfonos de México detendrá sus inversiones mientras las autoridades no le den la certeza para incursionar en el mercado de televisión de paga, advirtió Javier Mondragón, director de regulación y asuntos jurídicos de la empresa.

De hecho, dijo, la compañía de Carlos Slim Helú ya redujo sus inversiones, pues ante la incertidumbre en este tema no puede definir hacia donde dirigir su presupuesto.

El año pasado las inversiones de capital de Telmex, destinadas principalmente al desarrollo de infraestructura y compra de activos, se ubicaron en mil 382 millones de dólares, que representa una disminución de 7.8% respecto de 2004.

“No podemos elegir tecnología ni nada, ¿qué tipo de cable vamos a colocar, el que permite dos servicios o sólo uno? Eso frena los planes de inversión, y van a detener (las autoridades) el crecimiento en la industria de las telecomunicaciones”, sostuvo.

De acuerdo con cifras públicas, la inversión acumulada de Telmex desde 1990, año en que se privatizó, al 2005, asciende a 28 mil 700 millones de dólares, mientras que la inversión de las redes de televisión por cable, en ese mismo periodo, es de apenas 550 millones de dólares.

Un polémico acuerdo

La forma en que se pondrá en marcha la convergencia en telecomunicaciones en el país, por la cual las cableras pueden dar servicios de voz y las telefónicas pueden ofrecer televisión de paga, generó un álgido debate entre las empresas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Comisión Federal de Competencia (CFC).

El órgano antimonopolio emitió una opinión sobre los lineamientos de la convergencia, en los cuales impone el cumplimiento de ciertas condiciones a Telmex para que pueda entrar al mercado de la televisión, así como la espera de dos años para dar el servicio triple play en algunas plazas, mientras que a las cableras les permite ofrecer telefonía de manera inmediata y sin mayor trámite.

Telmex se manifestó en contra de estas recomendaciones de la CFC y la acusó de privilegiar los intereses de las cableras.

Por su parte, Mondragón destacó que la CFC “nos está amarrando las manos”, y en la práctica, lo que ocasiona la opinión de este órgano es impedir la competencia en perjuicio de los usuarios.

En este sentido, Javier Lozano, consultor en telecomunicaciones, dijo que las autoridades deben eliminar las barreras “artificiales” que existan para que las empresas puedan desarrollarse en un ámbito de mayor libertad y competencia y que esto les permita programar sus presupuestos e invertir en el largo plazo.

Indicó que al modificarse el título de concesión de Telmex para eliminar el candado que le impide ofrecer servicios de televisión, se presenta una buena oportunidad para que esta empresa y las autoridades pacten los aspectos más relevantes que se habían previsto para las redes de dominancia y que estos elementos se incluyan en el título.

Lozano destacó que hacer esto dará certidumbre a Telmex y enviará buenas señales a los otros operadores de telecomunicaciones.

Por su parte, Mondragón indicó que el “candado” que se le puso a Telmex en el título de concesión fue en correspondencia a la limitante que se puso a las empresas de televisión y radio, sobre todo a Televisa, para que no pudieran ser accionistas de la empresa telefónica.

Pero las condiciones ahora son distintas, porque con las reformas a las leyes de medios y de telecomunicaciones, ahora las televisoras pueden dar servicios de telecomunicaciones, además de que ya se modificaron los títulos de concesión de las cableras para dar telefonía, por lo que no hay razón para no modificar el título de Telmex y permitirle entrar al mercado de la televisión, dijo.

Dudan de baja en tarifas

Mondragón también cuestionó las recientes declaraciones de las empresas de televisión de cable en el sentido de que cuando estos operadores den telefonía ofrecerán tarifas 40% menores a las actuales.

“Lo que ellos omiten decir es que seguirán cobrando las mismas tarifas en su servicio de televisión, o incluso más caras, porque al ser monopolios ellos imponen los precios, de tal forma que engañan al usuario diciendo que van a pagar menos por telefonía, cuando en realidad lo obligarán a pagar altas tarifas por el servicio de cable”, dijo.

El directivo destacó que México es de los países con los precios más altos en televisión restringida, pues mientras en Chile se cobra 18 dólares mensuales por 156 canales, en el país el servicio más barato es de 23.50 dólares con 47 canales, y si se quiere un paquete de 150 canales el precio es de 53 dólares.

“El verdadero ahorro no debe ser en telefonía, sino en los servicios integrales de telecomunicaciones, y eso se consigue con la competencia de las empresas de cable y de telefonía en forma concurrente y al unísono”, sostuvo Mondragón.

Fuente: El Universal, Angelina Mejía Guerrero

Opinión