Inicio Tecnología Amenazas en internet se multiplican en el mundo

Amenazas en internet se multiplican en el mundo

6

En 2007 había un promedio de 2 millones de amenazas en internet, pero hoy hay más de 30 millones, pues el malware (virus maliciosos) es cada vez más complejo, y aunque 93% de los cibernautas en México tienen algún antivirus, sólo 50% tiene licencia.

La mitad de quienes optan por la piratería o descargas gratuitas han reportado infecciones en sus computadoras.

Las amenazas están presentes en aplicaciones que solían considerarse seguras por los usuarios; los ataques a través de redes sociales como Facebook y Twitter están siendo exitosos casi 10 veces más que los ataques enviados vía correo electrónico.

Según cálculos de la empresa rusa Kaspersky, dedicada a crear software antivirus, 80% de los ataques de descargas sigilosas —en las que el software malicioso se baja en forma silenciosa y sin despertar sospechas— ocurren en sitios web legítimos que han sido afectados; sólo en Estados Unidos 2.7 mil millones de aplicaciones vulnerables se han instalado en las computadoras y no se espera que la situación cambie, en especial porque hoy el malware se comercializa.

Consciente de estos problemas, la empresa de seguridad Kaspersky lanzó en México su línea 2010, que protege contra todas las formas de virus, programas delictivos, ataques de hackers y correo spam.

Entre las mejoras en su software Internet Security 2010 y Kaspersky Anti-Virus figura un nuevo sistema de detección urgente, que cuando detecta una amenaza nunca antes vista la manda al instante al laboratorio y se añaden de inmediato las características del software malicioso a una base de datos recién creada para así poder desarmar amenazas, todo en menos de un minuto, lo cual garantiza la protección en tiempo real.

El antivirus realiza escaneos y otras acciones 40% más rápido que la línea 2009 y para mayor seguridad cuenta con un nuevo modo de ejecución segura mediante la cual los usuarios podrán correr cualquier aplicación en un ambiente virtual protegido que está apartado de la máquina. Con este software, el primero en su tipo, los usuarios pueden navegar, abrir y correr cualquier documento adjunto de correo electrónico o programa desconocido con la confianza de que no se provocará ningún daño en la PC.

Para todo tipo de empresas, desde pequeñas hasta grandes corporativos, lanzó el sistema Kaspersky Open Space Security (KOOS) Release 2, que incluye una renovada consola de gestión para dar visibilidad en tiempo real y protección para bloquear y eliminar amenazas. Se facilita la instalación con menor números de clics y mantiene el control sobre todos los datos que entran y salen de la empresa, incluyendo correo electrónico, tráfico de internet y todas las interacciones de la red.

Kaspersky está colocada como una de las líderes en el sector de seguridad. En México registraron un crecimiento de 80% en el último año gracias a sus más de 600 distribuidores y dos mayoristas; en América Latina pasaron de 100 socios a mil 950.

La firma fue fundada por Eugene Kaspersky en 1997, un matemático ruso de 44 años, quien evoca: “Cuando era niño siempre estuve interesado en las matemáticas, fui en Moscú a la Facultad de Matemáticas y me gradué en la Academia de Criptografía; luego fui al servicio militar de la entonces Unión Soviética, trabajé en el sistema de computación y fui uno de los primeros con experiencia en el ciberdelito, analicé cuáles eran los problemas que se tenían y después decidí empezar a trabajar en un software comercial; conseguí trabajo en una empresa de tecnología mientras preparaba la mía”.

Hoy la empresa protege 250 millones de sistemas en todo el mundo, cifra que aumenta en 150 mil nuevos usuarios cada semana; este crecimiento es ocho veces mayor al de la industria. Para atender esa demanda la firma emplea a nivel mundial a más de 900 personas, quienes durante 2008 liberaron más de 2 millones de actualizaciones.

¿Cuál es la posición de su empresa?

Hoy la compañía ocupa el cuarto sitio mundial; llegamos ahí porque no nos daba miedo trabajar o experimentar, y tratamos de conseguir a la gente correcta en el lugar correcto. Uno de los éxitos que tuvimos es que reaccionamos muy rápidamente, aprendimos las técnicas rusas de reacción inmediata. El sistema técnico de aprendizaje ruso sigue funcionando muy bien, los ingenieros son reconocidos como los mejores en Europa; en todos lados son conocidos, por eso 80% de nuestra investigación está en Moscú, Rusia.

¿Cómo llegó Kaspersky a México?

Durante varios años nos expandimos en México; teníamos un par de socios y cuando empezamos a ser más serios en cuanto a trabajar en la región latinoamericana, buscamos este mercado y desarrollamos nuestras sociedades; por eso estamos haciendo negocios en México, porque creo que aquí la delincuencia alcanza tres dígitos o más y hay que empezar a trabajar en ella. Nuestros productos son aceptados muy bien por este mercado y la marca está posicionándose con gran éxito.

¿Cómo es el cibercrimen hoy?

La compañía es muy diferente de cuando empezó porque en 1997, antes de que hubiera guerras en internet y empezara el cibercrimen, había muy poca conciencia de la seguridad que se necesitaba. Muy poca gente sabía que tenía que tener soluciones para virus y hoy todo el mundo está consciente de ello; en esa época había uno que otro virus para las computadoras de escritorio, pero hoy hay para todos, incluso para laptops y celulares. En aquel momento no toda la gente tenía computadoras en casa; ahora tener una laptop es lo más común del mundo, y cuando la penetración de computadoras e internet se hizo más grande, la gente se hizo más consciente.

¿Cómo trabaja y opera Kaspersky?

Los problemas maliciosos no son tan fáciles de detectar. Nuestros grupos de investigación y desarrollo están divididos en dos áreas: una que desarrolla software, aplicaciones que deben utilizarse y beneficiar a todos, y otra que agrupa a ingenieros que desarrollan las actualizaciones de los antivirus. También tenemos un grupo de expertos que generan el conocimiento de la empresa y este equipo es único en el mundo; tenemos gente en Ecuador que es responsable en toda la región; tenemos en Estados Unidos, Europa y Asia, que conocen su situación regional y la reportan al resto del equipo para tener datos globales.

¿Qué desencadena el malware?

Las principales razones de que exista el cibercrimen es que es lucrativo, fácil de hacer y no representa grandes riesgos para el criminal; ellos desarrollan el software y no se perciben como delincuentes porque no ven una víctima y ni siquiera necesitan salir de casa para cometer el delito. Se necesitan leyes sólidas porque los usuarios de internet son anónimos, debemos hacer que el cibercrimen sea de alto riesgo, pero hasta que ocurra un problema global los gobiernos van a tomar conciencia.

¿Cuál es la principal amenaza en la red?

Los cerebros humanos. Sigue habiendo un problema porque hay tantos servicios nuevos en internet que la gente no tiene la rapidez para adaptarse a lo que está pasando; por ejemplo, en las redes sociales la gente es muy descuidada, publican información personal y además le da clic a todos los enlaces que encuentra. El problema es la falta de cerebro de la gente al utilizar internet, porque son muy confiados, creen que toda la gente es tan buena como ellos. El usuario elige software inseguro pero flexible para facilitar sus operaciones; por ejemplo, iPhone y BlackBerry no son tan flexibles en el desarrollo de su sistema, pero Android de Google sí lo es.

¿Los usuarios en México son conscientes de los riesgos?

Las empresas cada día están más conscientes y preocupadas por la seguridad, creo que todavía nos queda un gran camino por recorrer para educar a los consumidores para que entiendan, porque aunque la mayor parte de los usuarios de internet tienen antivirus, por lo menos la mitad de ellos lo tienen gratuito o pirata; entonces no entiende todavía, sólo tienen algo que les dice que es un antivirus y no saben si es una protección adecuada.

¿Qué nivel de seguridad podría proveer un antivirus gratuito?

Los antivirus gratuitos no garantizan un nivel correcto de seguridad, además no pueden ser gratuitos. Hay que desarrollarlos y distribuirlos diariamente y todo el tiempo; para poder hacer ese trabajo y soportar esa red de servicios se necesita mucho dinero porque es algo muy caro; un antivirus no es un software, es un servicio, y algunas de las descargas pueden ser gratuitas, pero el antivirus no es un desarrollo de producto, eso es sólo una pequeña inversión; los recursos son para tener actualizaciones, diseño y distribución. Comprar antivirus gratuitos en vez de uno como Kaspersky es como comparar una bicicleta con un coche. En Kaspersky tenemos nuestra división de antivirus gratuito, pero no podemos garantizar la seguridad completa.

En Malasia la Asociación de Tecnologías de Información está protegida con un antivirus gratuito y es una historia muy simpática: el año pasado tuvimos una presentación ahí y les dimos una USB para que bajaran la presentación; cuando nos la regresaron, tenía un virus, esa es la calidad de un antivirus gratuito y era uno de los tres programas más conocidos de Europa.

¿Cómo considera que debiera ser la seguridad informática en el mundo?

Se debe trabajar más sobre el diseño de internet, porque en un inicio fue creado para un número muy reducido de personas, pero finalmente se hizo público y es usado por los criminales. Por eso la misma regulación de otras redes públicas deben ser aplicadas a internet, por ejemplo con un pasaporte para entrar en la red y sólo quien esté identificado puede navegar.

¿Considera que existen políticas de seguridad en internet en el mundo?

Hasta el momento lo que se ha hecho no es serio, hubo dos iniciativas para hacer una ciberpolicía y resolver los problemas del cibercrimen, pero cometieron errores en el diseño de esta idea y no hay muchos países que están uniéndose a esta propuesta. Hay una iniciativa en Malasia, donde tratan de hacer una especie de Interpol de internet, pero todavía falta mucho tiempo para que se logre eso. Hay algunos países que están tratando de crear identificaciones digitales personales para los cobros electrónicos y que exista una venta segura.

¿Cree que el próximo blanco de los delincuentes sean los dispositivos móviles?

Sí, claro; es muy posible que lleguen ahí, por ello hoy tenemos un producto de seguridad diseñado para los smartphones.

¿Qué repercusión tuvo la crisis financiera mundial para Kaspersky?

La crisis financiera resultó en una reacción positiva. Desarrollamos productos regionales que fueron muy bien aceptados y con eso crecimos en nuestro negocio, pero al mismo tiempo la parte negativa es que los consumidores empezaron a utilizar versiones pirata; los negocios empezaron a reducir sus presupuestos de tecnologías de la información y ahora cuentan cada una de las licencias que tienen, pero lo positivo es más fuerte y este año vamos a seguir creciendo; estamos funcionando bien, es importante decir que somos la única compañía que no ha dejado de crecer mientras otros han tenido una curva regresiva.

¿Cuál es la importancia de México?

Vemos a México como uno de los mercados que están creciendo, como uno de los más prometedores, aquellos que necesitan desarrollarse, por eso estamos aquí.

¿Tienen más clientes corporativos?

Sí, porque nosotros empezamos así en México. Aunque tenemos consumidores finales hasta el año pasado, nunca tuvimos la infraestructura para hacer la promoción y penetrar a las tiendas de menudeo, sino que entramos con nuestros socios corporativos con los distribuidores que venían con nosotros, porque estaban insatisfechos con los productos que estaban utilizando, y fue mucho más fácil entrar al mercado de las empresas y satisfacer su demanda. En este trimestre hemos hecho mucha promoción para que nuestros productos lleguen al consumidor final.

¿Cuáles son sus expectativas para la línea 2010 en México?

Cuando entramos al mercado en Estados Unidos en 2006 dijimos “quizá tengamos éxito”, porque era muy difícil conseguir que las tiendas de menudeo nos vendieran y Microsoft estaba lanzando su producto y era muy competitivo. Mis expectativas en esa época eran muy modestas, pero debido a la promoción de boca en boca somos la línea número dos en ventas en cuanto a productos de seguridad detrás de Symantec, y nuestro producto básico ya es número uno en ventas, así que tengo expectativas muy ambiciosas para México.

Fuente: El Universal, México 

Opinión