Inicio Tecnología 2017 América Móvil continúa las fusiones en telecomunicaciones

América Móvil continúa las fusiones en telecomunicaciones

En la antesala de la convergencia en telecomunicaciones, las empresas de ese sector viven una fiebre de fusiones.

Ya le había comentado que uno de los primeros impactos de la entrada en vigor del acuerdo de convergencia, que como sea ha logrado empujar la Cofetel, será una impulso adicional en las inversiones en un negocio por sí intensivo en capital.

Ante esa expectativa, no es gratuita la fusión que emprenderán en breve Iusacell y Unefon, ambos jugadores en el negocio de la telefonía celular y que, como sabe, firmas bajo control de Ricardo Salinas Pliego, que estaría creando el segundo jugador del mercado medido por sus flujos.

Apenas hace un par de semanas Axtel, de Tomás Milmo, finalmente decidió ir por el control de Alestra en una operación valuada en 500 millones de dólares que creará al segundo jugador de telefonía fija y envío de datos.

Ahora América Móvil, que tiene como mandamás a Daniel Hajj Aboumrad, y, como sabe, es la empresa de celulares más grande en América Latina, acaba de sorprender al mercado al anunciar que buscará una fusión vía el canje de acciones de su empresa controladora, nos referimos a América Telecom.

Las dos empresas son parte del imperio de las telecomunicaciones creado en estos años por Carlos Slim Helú, y donde la intención para promover dicha concentración es buscar ahorros y sinergias para competir con mayor fuerza en el negocio de la telefonía móvil, y de paso aumentar el número de acciones que se negocian en la Bolsa Mexicana de Valores.

El proceso consistirá en que América Móvil emita nuevas acciones que intercambiará por los títulos de América Telecom, por lo que no implicará poner dinero fresco.

La fusión en cierne dará lugar a concentrar todas las decisiones estratégicas y de inversión de América Móvil en una unidad corporativa donde están representadas todas las acciones como paso previo a la fuerte competencia que encara en México y en toda la región latinoamericana con Movistar, la empresa de móviles de la española Telefónica de César Alierta.

Como sabe, América Telecom fue creada a principios de 2001, cuando Teléfonos de México escindió sus operaciones de telefonía celular para crear América Móvil, y en su momento, junto con la división de las operaciones de Telmex en dos, se creó América Telecom para que Slim y otros accionistas, que controlaban a Telmex, mantuvieran también, mediante un vehículo financiero, el capital de América Móvil con una posición de control.

América Telecom a la fecha tiene el 40.7 por ciento de las acciones de América Móvil, y la familia Slim es dueña del 82 por ciento del capital de la primer firma.

Como le digo, el objetivo es buscar eficiencias por el simple hecho de que una mayor competencia obliga a elevar inversiones, y donde se eliminarán costos por la gestión de América Telecom.

Queda claro que para los accionistas actuales de América Telecom la fusión que le digo dará lugar a que tengan participación directa en una empresa que mantiene tasas de doble dígito en ventas y rentabilidad.

Según el plan de fusión presentado a bolsa, los accionistas de América Telecom recibirán 4.07 acciones de América Móvil por cada acción que tienen en la controladora, lo que dará lugar a que la firma de Hajj emita 14 mil millones de acciones nuevas.

Sobra decir que en estos años América Móvil ha sido con mucho la emisora con más amplia negociación en bolsa, y en varios momentos la empresa mexicana más activa en la Bolsa de Nueva York.

Para ese proceso América Móvil contrató a Credit Suisse Securities USA como asesor financiero, mientras que América Telecom tendrá a Morgan Stanley como estratega para una fusión que aún requiere el visto bueno de las asambleas de accionistas y, claro está, de la entidad antimonopolios.

Y bueno, el tema fundamental es que las empresas del sector de telecomunicaciones han decidido unir fuerzas de cara a una competencia más intensa, y donde las empresas de celulares crearían lo que se ha llamado el cuádruple play, al tener lazos con las empresa de telefonía fija, transmisión de datos e incluso compañías dedicadas a la televisión de paga.

Fuente: El Financiero, Rogelio Varela 

Opinión