América Móvil sería número uno en Latinoamérica

Por Mundo Contact | 15 enero 2010 | Tecnología

Se consolidaría entre las 10 compañías más importantes del mundoAnalistas aplauden oferta de adquisición accionariaGanaría competitividad y terreno frente a rivales

La reciente oferta de adquisición pública de acciones de América Móvil es calificada por analistas y autoridades del sector de telecomunicaciones como acertada en el sentido de que se ajusta a las tendencias internacionales, a fin de hacer a la empresa más competitiva y ganar terreno frente a otros operadores.

En caso de concretarse el intercambio accionario, el conglomerado que preside Carlos Slim podría rebasar a sus oponentes y consolidarse como una de las diez compañías más importantes del mundo y la primera en América Latina.

“Si tenemos en cuenta que América Móvil reportó ingresos cercanos a los 28 mil millones de dólares al cierre de 2008, mientras que Telmex Internacional está por los mismos niveles, estaríamos hablando de una sola firma con ingresos de alrededor de 60 mil millones de dólares, con lo cual se posicionaría como la octava empresa en el mundo, y en América Latina sin duda sería la primera”, explicó Evelyn Pineda, analista de la consultora Select.

Beneficios

José Garcés, analista de la misma entidad, indicó que los beneficios para la telefónica irían más allá de incrementar su número de usuarios e ingresos, ya que si se aprueban tanto la compra de acciones como el desliste de los mercados de valores donde opera, se observaría una reducción de costos operativos, porque se consolidan las operaciones en una sola empresa, lo que le da un poder de negociación mayor.

“Los fabricantes, como Ericsson o Nokia, que le suministran tecnología tanto a Telmex como a América Móvil, ahora tendrían que tratar con un solo consejo de administración, lo que le daría ventajas al momento de establecer condiciones de negociación; con estas operaciones se pone en buenas condiciones para competir con Telefónica en los demás países de América Latina”.

Ernesto Piedras, especialista del sector de The Intelligence Competitive Unit (CIU), comentó que la estrategia de América Móvil es un proceso natural en el mercado, ya que la convergencia tecnológica conlleva a hacer más eficientes a las empresas. Calificó como acertadas las intenciones de la firma y enfatizó que se fortalecerá y adquirirá más presencia en los mercados internacionales.

Subrayó que será importante observar en México la postura de la Comisión Federal de Competencia (CFC), porque esta consolidación provocaría un impacto en el servicio de larga distancia (LD): “Implica ciertas ventajas para una firma el hecho de que tenga la operación convergente de telefonía fija y móvil en otros países, además de que tendría menos costos de operación”.

Por tal motivo, indicó, se deben fijar reglas claras en materia de tarifas, para que haya una competencia sana y la empresa no incurra en prácticas anticompetitivas para inducir a que las personas opten por sus servicios.

Puntualizó que la oferta de adquisición accionaria de América Móvil propiciaría las condiciones para operar bajo una armonización operativa unitaria, y coincidió en que podría posicionarse como una de las empresas más fuertes en la región.

Panorama favorable

En caso de concretarse esta estrategia, la firma contará con 250 millones de suscriptores en Latinoamérica, de acuerdo con un análisis de la calificadora Standard and Poor’s (S&P), con 250 millones de clientes.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) vislumbra un panorama favorable para la empresa. Para José Luis Peralta, comisionado del regulador, América Móvil quiere estar “un paso adelante” de su principal competidor, que es Telefónica, además de que se ajusta con la tendencia mundial de convergencia en los servicios de telecomunicaciones.

“Es necesario y acertado: si no entra a la convergencia queda fuera y a la larga puede implicar pérdidas para la empresa”, indicó.

Gonzalo Martínez Pous, también comisionado de Cofetel, opinó que éstas son decisiones eficientes de reorganización corporativa que podrán dar beneficios a la empresa, siempre y cuándo se adecue a la normatividad de cada país.

Agregó que “tarde o temprano la mayoría de las empresas de telecomunicaciones tendrán que entrar al proceso de convergencia”.

Fuente: El Financiero, México