Inicio Tecnología 2017 América Móvil va por dos concesiones en Panamá

América Móvil va por dos concesiones en Panamá

Firmas de Jamaica, Luxemburgo y Francia, sus rivales

SAN JOSÉ.— La compañía América Móvil, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, enfrentará a partir de hoy a empresas de Jamaica, Francia, Luxemburgo y Panamá para luchar por dos concesiones del mercado panameño de telefonía celular por 20 años a partir de 2008, con un precio de unos 70 millones de dólares.

El sistema panameño de celulares —hasta ahora controlado por las firmas Cable&Wireless, de Gran Bretaña, y Telefónica, de España— sufrirá una ampliación con la convocatoria para licitar las dos concesiones. Las sociedades aspirantes deben presentarse hoy ante la Autoridad de Servicios Públicos de Panamá (ASEP) a obtener toda la documentación.

Horacio Hoquee, subdirector de redes fijas de ASEP, dijo recientemente a EL UNIVERSAL que América Móvil “siempre ha estado en el tapete y se sabe que él está interesado en venir”. En la competencia se topará con empresas Digicel, de Jamaica, Orange, de Francia, y Millicom, de Luxemburgo, así como Cable Onda y Telecarrier, ambas de Panamá.

Por su parte, Manuel Troitiño, director de Telecomunicaciones de ASEP, explicó que la presentación de las ofertas económicas y el anuncio de los ganadores se darán a conocer entre el 5 y el 7 de marzo del año próximo. Los contratos serán suscritos el 17 de marzo siguiente y el servicio debe estar a disposición de los panameños a partir de octubre de 2008.

El proceso se convertirá en la segunda apertura del mercado de telefonía celular en Panamá desde 1996, cuando Bellsouth Corporation, de Estados Unidos, y Cable&Wireless pagaron 72 millones de dólares, cada una, para incursionar a la telefonía celular. Los derechos de Bellsouth —que está en proceso de desaparición al fusionarse con AT&T, de Estados Unidos— fueron obtenidos luego por Telefónica Móviles Panamá, subsidiaria de Telefónica de España y que opera la marca Movistar.

Las dos nuevas concesiones implican una ampliación técnica del servicio, ya que funcionarán con rangos de frecuencia diferentes que Telefónica y Cable&Wireless, que tienen aproximadamente un millón de usuarios, según fuentes panameñas. Cualquiera de las compañías que ganen deberá pagar un mínimo de 36 millones de dólares cada una.

Fuente: El Universal, México

Opinión