Analiza Movistar esquema de inversión para próxima licitación

Por Mundo Contact | 18 noviembre 2009 | Tecnología

Telefónica Movistar analiza el esquema de inversión que utilizará para poder participar en la próxima licitación del par de hilos de fibra óptica que está por realizar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), debido a que no se ha logrado la modificación a la Ley de Inversiones Extranjeras que permitirá la inyección de capital foráneo hasta en 100% en telefonía fija.

“Mientras más hilos se licitarán mejor sería el proceso y la competencia porque que una sola empresa se quede con la fibra sería más de lo mismo”, dijo la empresa española.

El viernes pasado concluyó la consulta pública de las prebases de la licitación de los dos hilos de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que realizó la SCT en su portal de internet; se estima que el proceso de licitación inicie antes de que concluya el año y la adjudicación de la fibra sea a más tardar el 22 de enero del próximo año.

En repetidas ocasiones, la SCT ha dicho que por el momento sólo se licitarán dos hilos, pese a que existen 36 hilos más disponibles, pero que serán suficientes para dinamizar el sector.

Al respecto, Ramiro Tovar Landa, director de Estudios en Regulación del ITAM, dijo que en términos técnicos y económicos es innecesario licitar más de un par de hilos de fibra oscura, pues la correcta explotación de uno solo tiene la capacidad suficiente para absorber la demanda de servicios de telecomunicaciones de México en los próximos 10 años.

En contraste, el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) aseguró que aun cuando la licitación de un par de hilos de CFE representa una oportunidad de competencia en el sector de telecomunicaciones, se cuestionó por qué licitar sólo dos hilos de un total de 36.

Destacó también que el diseño de la próxima licitación conllevará a pasar de un monopolio a un oligopolio, en donde las autoridades ya no tendrán a una sola empresa que fije los precios sino serán dos.

Fuente: El Economista, México