Apple descarta construir su propio coche

Apple descarta construir su propio coche

Apple deja de considerar la construcción de su propio automóvil, una iniciativa conocida como Proyecto Titan

Por Mundo Contact | 17 octubre 2016 | Actualidad, Tecnología

Apple reduce drásticamente sus ambiciones de automoción y por ahora no considera la construcción de su propio coche.

Ante esta decisión, el equipo dedicado al diseño y construcción del automóvil se ha reducido drásticamente, con lo cual se lleva a cabo el recorte de cientos de empleos y una nueva dirección, que no considera, por ahora, la construcción de su propio coche.

Según algunas fuentes que pidieron no ser identificadas, cientos de miembros del equipo dedicados al automóvil han sido reasignados, han dejado ir, o se fueron por su propia voluntad en los últimos meses.

El llamado Proyecto Titan se centra en  el desarrollo de un sistema de conducción autónoma que brinde flexibilidad a Apple en cualquiera de las partes de fabricantes de automóviles existentes, o volver a diseñar su propio vehículo en el futuro.

Por ahora, los directivos de la compañía han dado al equipo del proyecto un plazo de finales del año para demostrar la viabilidad del sistema de autoconducción y decidir sobre una dirección final. El portavoz de Apple, Tom Neumayr, declinó hacer comentarios.

Este cambio surge después de meses de desacuerdos respecto a la estrategia, el liderazgo y los retos que supone la cadena de suministro dentro de los laboratorios del auto.

‘Para un coche de marca Apple, la calidad que se podría conseguir podría tener un margen saludable’, comentó Eric Paul Dennis, analista del Centro de Investigación Automotriz. ‘Es probable que no estuvieran dispuestos a ceder en cuestiones de calidad’, ya que se podría dañar la percepción de sus otros productos.

Apple no es la primera tecnológica en darse cuenta que el dominio de aparatos móviles y las actualizciones de software no son garantía de éxito en la automoción. Google aprendió lo que significan los desafíos de construir automóviles propios y ha buscado socios. Las tecnológicas están acostumbradas a márgenes de ganancia amplios, mientras que los fabricantes de automóviles sobreviven con márgenes netos por debajo del 10%.

Bob Mansfield, un gerente muy respetado que ayudó a desarrollar el iPad original, regresó en abril a Apple para dirigir el equipo. Un mes más tarde, el propio Mansfield subió al escenario de un auditorio repleto en Silicon Valley, con cientos de empleados de Titan, para anunciar el cambio de estrategia, de acuerdo con los asistentes a la reunión.

Mansfield explicó que había examinado el proyecto y llegó a la determinación de que Apple debería optar por el desarrollo de una plataforma de autoconducción subyacente en vez de construir auto que compita directamente con Telsa Motors.

Con información de Bloomberg

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *