Apple y Microsoft podrían llegar a un acuerdo para que Bing sea el buscador por default en el iPhone

Por Mundo Contact | 20 enero 2010 | Web

La competencia de Apple con Google en el segmento smartphone ha llevado a la primera a acercarse a su eterno rival, con el cual estaría manteniendo conversaciones

Los tiempos cambian y la introducción de nuevos servicios y productos en el mundo tecnológico ocasiona que se hagan extraños compañeros de cama. Hace pocos meses escuchar que podía darse una posible alianza entre Microsoft y Apple sólo incitaba a la risa, pero hoy las cosas son bien diferentes.

Según confirmaron personas familiarizadas con la materia, los eternos rivales del mundo de la informática podrían estar en conversaciones para reemplazar a Google por Bing como buscador predeterminado en el iPhone, a menos de un mes desde que éste último desembarcó en el teléfono. Las conversaciones se habrían venido sucediendo durante las últimas semanas y suponen el aumento de la competencia entre la casa de Cupertino y la de Mountain View.

Tradicionalmente Apple y Google han sido firmas con un alto grado de sinergia, incluso el CEO de la segunda, Erich Schmidt, formó parte del comité de empresa de la casa de la manzana hasta que las autoridades le obligaron a abandonar su asiento para no dañar la libre competencia. Sin embargo, en los últimos meses las relaciones se han enfriado bastante.

El lanzamiento de una serie de productos como el Nexus One, que compite directamente con el iPhone, ha hecho que de la falta de roce se pase a las miradas recelosas. “Apple y Google saben que el otro es el rival”, señala uno de los confidentes internos a Business Week. “Microsoft es ahora sólo un peón en esa batalla”.

Las conversaciones entre Microsoft y Apple podrían no llegar a ninguna parte, pero de consolidarse podría darse un luego a tres bandas muy interesante. Microsoft podría beneficiarse muy positivamente de la colaboración incrementando su cuota de negocio en las búsquedas móviles (de sólo un 11% frente al 86% de Google) y hacerse con una porción importante del negocio publicitario en el segmento telefónico.

Fuente: ITespresso, España