Apuesta Nokia por el ambiente

Por Mundo Contact | 2 octubre 2008 | Tecnología

El concepto Remade explora nuevas formas para fabricar los teléfonos móviles

Llantas, botellas de PET y latas de refresco son ahora elementos para la comunicación, al convertirse en materias primas para la elaboración de teléfonos celulares.

Nokia, empresa líder en fabricación de móviles, cuya penetración en el mercado mexicano, según sus cifras, es de casi 70%, presentó su concepto Remade, que forma parte de su programa denominado Homegrown, que explora nuevas formas para fabricar celulares.

Durante el Latin America Business Summit, que se desarrolló en esta ciudad, la finlandesa explicó que Remade es producto de dos años de investigación de un equipo de profesionales en tecnología y ambiente.

Detalló que el programa desarrolla tres conceptos enfocados a la protección de la naturaleza: Zero Waste Charger, reduce el desperdicio de energía en los cargadores; People first, desarrolla la funcionalidad antes que el diseño en los teléfonos celulares, y Wears in, not out, actualiza de manera digital las aplicaciones para los celulares, sin necesidad de cambiar el aparato.

Además, los nuevos cargadores de algunos modelos producidos por la Nokia cuentan con una alarma que avisa al usuario cuando la batería está cargada y debe ser desconectado para evitar que la energía siga corriendo innecesariamente.

Si las personas desconectan sus terminales al escuchar la alarma se generaría un ahorro suficiente para abastecer 100 mil casas de tamaño medio, de acuerdo con cifras de la empresa finlandesa.

“Sólo 3% de los teléfonos celulares de los 900 millones de usuarios que hay a nivel mundial se recicla”, aseguró Mitti Storkckovius, directora mundial de Medio Ambiente y Dispositivos de Nokia. La directiva llamó a impulsar el reciclaje de los teléfonos móviles, pues consideró la baja participación en programas de recolección se debe, sobre todo, a que los usuarios no “saben qué hacer con los teléfonos que ya no utilizan”.

De acuerdo con directivos de la empresa, la firma finlandesa ha recolectado 500 mil celulares, 40 toneladas de baterías y 150 accesorios en Latinoamérica mediante sus campañas de reciclaje de teléfonos, por medio de 5 mil puestos de recolección instalados en 85 países.

Como parte de la política ambiental que aplica desde hace 10 años, Nokia, organizador del encuentro, afirmó que incrementó el uso de materiales reciclables en la elaboración de sus aparatos, lo que le permite que 85% de los elementos que los integran sean reutilizables.

Además, redujo el grosor y tamaño de la caja de cartón en que se empacan los aparatos hasta en 60%, lo que no sólo ha reducido costos para la marca, sino también representa una baja en el consumo de combustible para la transportación, con lo que se emiten menos contaminantes.

Fuente: El Universal, México