Inicio Web 2017 Actualidad Avanza polémica ley sobre ciberseguridad en Estados Unidos

Avanza polémica ley sobre ciberseguridad en Estados Unidos

La Cámara de Representantes de EE.UU. votó hoy a favor de una propuesta de ley destinada a luchar contra ataques en el ciberespacio mediante la compartición de datos entre empresas privadas y el Gobierno Federal, lo que muchos consideran que podría suponer una amenaza a la privacidad de los internautas.

La llamada Ley de Protección y Compartición en Ciberinteligencia (CISPA, por su sigla en inglés) permitiría, de ser promulgada, que empresas privadas -lo que incluye a gigantescos depositarios de datos como Facebook, Google o Twitter- compartiesen de forma voluntaria información con el Gobierno sobre lo que considerasen “ciberamenazas”.

El propio ejecutivo de Barack Obama expresó sus reparos al respecto, e incluso llegó a amenazar -antes de que tuviese lugar la votación en la Cámara- con vetar la ley si esta no es enmendada para proteger “la privacidad y los derechos civiles”.

Pese a la advertencia del presidente, la propuesta salió adelante hoy en la Cámara, con el apoyo de 288 congresistas (92 de ellos demócratas) frente a 168 votos en contra, por lo que ahora será trasladada al Senado.

“Esta propuesta de ley socava la privacidad de millones de usuarios de internet”, lamentó Rainey Reitman, portavoz de Electronic Frontier Foundation, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la defensa de los derechos digitales.

“Centenares de miles de usuarios de internet nos oponemos a esta ley, alineándonos con la Casa Blanca y los expertos de seguridad en internet en sus alertas sobre las implicaciones sobre las libertades civiles de la CISPA”, añadió Reitman, según recoge la cadena CBS.

De salir adelante, la CISPA anularía “cualquier otra disposición legal”, lo que incluiría la invalidación de contratos de privacidad firmados entre las empresas y sus clientes.

“Esta no es una ley de vigilancia”, se defendió hoy el representante republicano por Michigan Mike Rogers, uno de sus promotores: “no permite a las agencias de seguridad nacional, al departamento de Defensa o a las organizaciones militares monitorizar nuestras redes domésticas”, matizó.

EFE

Opinión