Inicio Tecnología 2017 Axtel, en línea para entrar al competido mercado del triple play

Axtel, en línea para entrar al competido mercado del triple play

Con su tecnología Wimax, se ubica en una posición competitivaRatifican calificación de Axtel en A+ con perspectiva estable

Con el otorgamiento de la concesión para ofrecer servicio de televisión satelital, a partir de 2010 la telefónica regia Axtel entrará en el competido mercado del triple play con paquetes de servicios de voz, datos y video, ubicándose en una posición competitiva con su tecnología Wimax.

La posibilidad de integrar el servicio de video o TV satelital a su oferta, era una limitante para la compañía en un mercado donde la competencia se agudizó en los últimos meses.

La entrada al mercado de Dish México, una sociedad entre la estadounidense EchoStar y la mexicana MVS Comunicaciones, con Telmex como aliado en la cobranza del servicio, avivó la competencia al dirigirse a un mercado desatendido hasta el momento por operadores como Sky.

En contraofensiva, el bloque conformado por Cablevisión, Cablevisión Monterrey, Cablemás y Megacable lanzó la campaña “YOO” para ofrecer paquetes de triple play a precios competitivos.

De los siete millones 268 mil usuarios de algún tipo de televisión de paga existentes hasta el cierre de junio en México, según datos de la Cofetel, casi la mitad eran suscriptores de algunas de las filiales de Grupo Televisa, ya fuera Cablevisión, Cablemás, Cablevisión Monterrey o Sky.

Una semana antes de que Axtel obtuviera la concesión para proveer TV satelital, la calificadora Fitch Ratings identificaba la falta de una oferta de este servicio como una limitante en la posición competitiva de Axtel en el segmento residencial.

De acuerdo con los resultados de Axtel correspondientes al segundo trimestre del año, los ingresos por servicios locales disminuyeron y contribuyeron con el 43 por ciento del total, los ingresos por servicios de larga distancia también se contrajeron, mientras que los de datos y redes crecieron y representaron 23 por ciento del total.

Al ratificar la calificación de largo plazo en escala nacional de Axtel en A+ con perspectiva estable, Fitch señala que la oferta basada en Wimax deberá mejorar la posición de Axtel en el segmento residencial al ofrecer servicios de banda ancha a velocidades más competitivas y servicios de voz sobre IP.

A pesar de que su actual plataforma Wimax es para uso fijo inalámbrico, el potencial desarrollo de Wimax móvil en los próximos años podría llevar eventualmente a Axtel a ofrecer servicios móviles.

De las 915 mil líneas de telefonía en servicio, 64 por ciento fueron residenciales y de los 137 mil suscriptores de internet, 90 por ciento son de banda ancha gracias al incremento en la capacidad disponible de su red Wimx.

La estrategia de Axtel va orientada a convertirse en un proveedor de servicios integrales de telecomunicación, por lo que entre sus planes figuraba incluir la oferta de video; ahora en posibilidad de hacerlo, el siguiente paso será la movilidad.

Expectativas e inversiones

Si se compara el monto invertido por la compañía en el segundo trimestre (569 millones de pesos), resultó 44 por ciento inferior al ejercido en igual periodo de 2008, como reflejo del plan de Axtel de maximizar las inversiones hechas el año anterior en tecnologías de última milla, transporte de protocolo de internet, infraestructura y capacidad.

Con los planes de lanzar paquetes de triple play a principios de 2010, la compañía no prevé un significativo gasto de capital adicional para la realización del proyecto, según informó Tomás Milmo Santos, presidente ejecutivo, en su comunicado enviado a la comunidad bursátil.

Según datos de la Cofetel, el crecimiento de suscriptores de TV restringida satelital (DTH) fue de 13.2 por ciento respecto de un año atrás para alcanzar un millón 692 mil usuarios, cifras que reflejan la sostenida demanda con una tendencia a la baja en el precio debido a la competencia.

Sin embargo, el panorama para 2010 incluye un nuevo ingrediente: impuestos adicionales. El gobierno federal propuso un Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) del 4 por ciento sobre los ingresos de las redes públicas de telecomunicaciones exentando a la telefonía pública y rural y al servicio de interconexión.

En caso de ser aprobado por el Congreso, Ixe Grupo Financiero vislumbra una alta posibilidad de que este impuesto sea trasladado al consumidor con un aumento en precios.

Otro punto de riesgo para Axtel, según Ixe, es el perder el amparo ante la resolución de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en torno a las tarifas de interconexión, y tendría que pagar un monto significativo a Telcel, aproximadamente 50 millones de pesos mensuales desde noviembre de 2008.

Estructura del grupo

Axtel fue pionera en México en introducir la tecnología Wimax (Worldwide Interoperability for Microwave Access), que es inalámbrica, basada en protocolo de internet y diseñada para entregar soluciones de voz y datos a través de ambientes fijos, portables, nomádicos y móviles.

Entre sus beneficios destacan costos accesibles y competitivos por la facilidad para su instalación, sobre todo en comunidades donde la baja densidad de la población haría muy costoso invertir en infraestructura de cable o fibra óptica. También se encuentran la movilidad, la velocidad de conexión, la calidad y seguridad de la transmisión de datos.

En el Top 7 mundial de carriers de Wimax, Axtel se ubicó en la posición número seis, y fue el único operador de Latinoamérica que figuró en este grupo, que al tercer trimestre de 2008 sustentaba 53 por ciento de todos los suscriptores mundiales de esta tecnología, según el Wimax Forum, organismo mundial encargado de promover la adopción de esta tecnología.

En busca de mejorar su buen perfil financiero, Axtel está en proceso de colocar un certificado global por 300 millones de dólares con vencimiento a septiembre de 2019, a una tasa de 9 por ciento, que le permitirá refinanciar bonos que vencen en 2013 y que pagan una tasa de 11 por ciento.

Esta oferta internacional se prevé que concluya este 22 de septiembre; los recursos también permitirán el prepago parcial de un crédito sindicado.

Fuente: El Financiero, México

Opinión