Bajan 11% beneficios netos de Microsoft

Por Mundo Contact | 24 abril 2008 | Tecnología

El gigante del software registró en el primer trimestre de año US4,380 millones, cifra por encima de lo que esperaban los analistas, que situaban el valor de la acción en 45 centavos de dólar contra los 47 alcanzados

Microsoft sufrió entre enero y marzo pasado una caída en su beneficio neto del 11 por ciento, hasta los 4.380 millones de dólares, cifra que se situó, sin embargo, por encima de lo que esperaban los expertos.

El beneficio por acción -indicador muy seguido por los analistas- fue de 47 centavos, por debajo de los 50 centavos de un año antes, pero por encima de los 45 centavos que esperaban los expertos, según una encuesta efectuada por FacSet Research.

Pese a que los resultados se comportaron mejor de lo esperado, las acciones del gigante informático registraban a esta hora un descenso de casi el cuatro por ciento en los mercados electrónicos.

Aunque el resultado batió las expectativas, los expertos contaban, sin embargo, con un fuerte crecimiento de la facturación gracias a las ventas de ordenadores personales en todo el mundo y a la caída del dólar.

Las ventas en este periodo, su tercer trimestre fiscal, fueron de 14.450 millones de dólares, solo un 0,3 por ciento más que en el mismo lapso del año anterior, informó la empresa en su página web.

Microsoft añadió que el beneficio operativo cayó un 33 por ciento hasta los 4.409 millones de dólares, aunque si se descuentan los resultados extraordinarios que tuvo el año pasado, este indicador habría mejorado un 15 por ciento.

Por otra parte, el grupo proporcionó sus previsiones para el actual trimestre, en el que espera facturar entre 15.500 y 15.800 millones de dólares y obtener un beneficio operativo de entre 5.800 y 6.200 millones de dólares.

Para el conjunto del ejercicio contable, que terminará el 30 de junio próximo, Microsoft prevé que la facturación alcance entre 66.900 y 68.000 millones de dólares y el beneficio operativo se sitúe entre 26.700 y 27.400 millones de dólares.

Fuente: El Economista, México