Inicio Tecnología 2017 Bajarían tarifas de interconexión con nueva modalidad telefónica

Bajarían tarifas de interconexión con nueva modalidad telefónica

La Comisión Federal de Telecomunicaciones reconoce que los usuarios de telefonía fija sí incurren en gastos excesivos con la modalidad El Que Llama Paga Nacional, por lo que estima que las tarifas de interconexión podrían
reducirse hasta un 10 por ciento.

Fuentes de la Cofetel aseguraron que a más tardar en la segunda semana de diciembre los operadores deberán llegar a un acuerdo en el precio de las tarifas y que la finalidad es que se tenga un impacto favorable en el pago por
facturación en el grupo de usuarios de telefonía fija.

“La reducción en la tarifa de interconexión no necesariamente deberá ser la misma en la tarifa global de larga distancia, porque hay otros factores que intervienen en la composición de este precio final. Sin embargo, la medida será positiva para todos”, sostuvieron.

El acuerdo radica en que los operadores suscritos a esta modalidad tarifaria realizarán negociaciones a fin de establecer un tarifa de interconexión que sea benéfica para ambas partes, en un plazo no mayor a 45 días, contados a partir del 11 de octubre.

De no alcanzarse “entonces la Cofetel intervendría ante una situación de desacuerdo”.

Lo anterior, luego de la opinión vertida por la Comisión Federal de Competencia en la que urgió a la Cofetel a lograr que todas las empresas de telefonía superen sus diferencia y se sumen a este esquema.

Al respecto aseguraron que el ente antimonopolios está en su derecho de hacer las observaciones necesarias, pues su función es vigilar la competencia, pero recordaron que por el momento la Cofetel no puede intervenir hasta que no se cumpla el plazo establecido.

“La adhesión es libre y voluntaria de las empresas y no están obligadas, aunque lo que más le conviene al mercado y al usuario es que se sumen a la modalidad”, dicen.

En este sentido, comentaron que no pueden presionarlos y “menos a quienes gozan de la suspensión provisional o definitiva, (Avantel, Alestra, Axtel y Maxcom). “Incluso si decidieran por voluntad propia lo pueden hacer pero en eso momento pierden la protección de la justicia federal”, acotaron.

De cumplirse los 45 días sin resolverse un convenio, la Cofetel deberá analizar los elementos aportados por ambas partes, sobre el establecimiento de las tarifas que permitan recuperar el costo incremental promedio a largo plazo y
los costos comunes.

Para ello se requeriría utilizar una metodología de costeo de redes tomando como referencia del desarrollo internacional, a fin de lograr que los operadores presten mejores servicios, precios, diversidad y calidad en
beneficio del usuario.

Fuente: El Economista, Claudia Juárez

Opinión