Bancomer y Movistar inician pago por celular

Por Mundo Contact | 6 septiembre 2007 | Tecnología

Bancomer y Telefónica Movistar ya iniciaron el esquema de pago por celular en México a través de un sistema denominado Celopago.

Este es el segundo programa que arranca en el país; comenzó en Saltillo y en días recientes se introdujo a la ciudad de México.

El primero en iniciar con este mecanismo fue Banco Azteca con Iusacell, empresas del Grupo Salinas, con un programa piloto par ciertos usuarios. El de Telefónica y Bancomer incluye también la compra de tiempo aire para teléfonos Movistar, ya sea para el de trajetahabiente Bancomer o para sus amigos o familiares.

El servicio de pago por celular es gratuito, no consume tiempo aire y los mensajes de texto con información de consultas de movimientos no tienen costo, por lo que lo único que eroga el cliente es el monto correspondiente a la compra del producto o servicio, el cual se carga a su tarjeta de crédito o débito de Bancomer.

En Saltillo, los usuarios de este servicio ya pueden pagar productos en comercios asociados en este programa, pero en la ciudad de México, por el momento, sólo aplica la compra de tiempo aire y los empleados del banco puede pagar algunos productos en Centro Bancomer.

Para esto, los usuarios sólo requieren tener un teléfono Movistar con tecnología GSM.

Según Bancomer, no hay un mínimo de monto en las compras pero sí un máximo de mil pesos por compra. Para cualquier operación el usuario tiene que teclear su NIP de seguridad, el cual creó en el momento de registrarse para poder usar su celular como instrumento de pago. Los usuarios recibirán siempre un mensaje de la realización de la compra en su celular.

Se espera que en este mismo mes se sume el resto de las empresas celulares y de los bancos a esta posibilidad de pagar productos y servicios a través del teléfono móvil.

El objetivo es que también se puedan pagar servicios como la luz, el agua o el teléfono y comprar productos como comida rápida o el cine. De manera gradual se irán agregando otras alternativas de compra.

Fuente: El Universal, México