Banda ancha para todos

Por Mundo Contact | 23 julio 2008 | Tecnología

Estar bien conectado e informado permite al ciudadano moderno ser más móvil y productivo al tiempo que puede elegir mejor entre alternativas de empleo, consumo y hasta políticas. En la economía globalizada, las trampas de pobreza están hechas cada vez más de falta de información que de recursos iniciales. La tendencia global apunta a que la capacidad de estar conectados e informados dependerá de la cobertura de los servicios de banda ancha por las que se puedan ofrecer paquetes de comunicación, información y entretenimiento. Lograr que la competencia opere entre dueños de redes y contenidos es crucial para la competitividad de México.

El 10 de julio, The Economist publicó un artículo donde se ilustra que la participación de 81 y 72% en telefonía fija y móvil de Telmex y América Móvil resulta en un margen antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización de 48.7 y 52.1%, respectivamente. Según el artículo, empresas comparables en el mundo tienen un margen de 35% en promedio (diferencia promedio de 15 por ciento).

Estos 15 puntos de diferencia son un abismo que ilustra una rentabilidad extraordinaria donde se acomodan confortablemente cualquier conjetura de dominancia, prácticas monopólicas y perjuicio a los consumidores mexicanos. Según datos de Cofeco y OCDE, la telefonía en México está entre las más caras de la OCDE, sobre todo en el segmento de uso bajo (el de los más pobres). En ese segmento México es el segundo país más caro en celular y el tercero más caro en servicio fijo residencial.

Lo mismo puede decirse de los servicios de banda ancha, donde México, además de ser el tercer país más caro, la cobertura es de menos de cinco accesos por cada 100 habitantes según la OCDE. La red de telefonía fija (escalada a DSL) es la red que tiene mayor alcance y mayores posibilidades para aumentar la cobertura de Internet. Se dice que 95% de la red de telefonía fija de Telmex está lista para ofrecer DSL. La reciente aprobación del triple play, mediante lo cual los cableros pueden ya prestar servicios de Internet y telefonía fija en un mismo paquete, tiene un potencial limitado para extender al nivel requerido la penetración de la banda ancha, ya que la red de cable llega a sólo 15% de los hogares mexicanos.

Una iniciativa en la Cámara de Diputados propone eliminar las restricciones a la inversión extranjera en telefonía fija y servicios relacionados. Con la reforma, la Comisión Federal de Inversión Extranjera podría autorizar concesiones a empresas con más de 49% de capital extranjero para operar bandas de frecuencias y redes públicas de telecomunicaciones.

La reforma sería un primer paso para que nuevos competidores puedan invertir en la expansión de la red para atacar nichos desatendidos, así como en la operación de redes públicas para ofrecer paquetes de servicios competitivos y banda ancha para todos. Pasos adicionales incluyen corregir aspectos regulatorios que permitan el uso eficiente y competitivo de la red telefónica ya instalada como la interconexión, interoperabilidad y portabilidad.

Fuente: El Economista, México