Inicio Web 2017 Banda ancha reloaded

Banda ancha reloaded

17

La semana pasada en el Senado de la República se llevo a cabo el Seminario de Mejores Practicas Legislativas para la Radiodifusión en México, en el que se abordaron varios temas cruciales que debe contemplar una nueva Ley de Medios de Comunicación Electrónica.

En dicho foro se dijo que la brecha digital que México enfrenta en banda ancha -segmento del mercado de telecomunicaciones que más crece en el mundo y el soporte tecnológico de las redes de nueva generación-, no es sólo producto de los precios que se presentan en el país o de las debilidades del marco regulatorio actual, sino también de la ausencia de políticas públicas que ataquen el problema.

Al respecto, en cuanto a políticas públicas destaca la Agenda Digital de Chile, una estrategia nacional para aumentar la penetración de las Tecnologías de la Información y de Comunicaciones (TIC´s) enfocada en la educación y capacitación, basada en considerar que la formación de capital humano constituye una de las inversiones cruciales para asegurar el crecimiento económico y crear oportunidades de progreso para toda la población.

La Agenda Digital es una estrategia integral que ataca los diferentes problemas del acceso y la utilización de tecnologías digitales que viven los sectores público, privado y educativo por medio de ejes como: a) Estado en línea, b) educación y capacitación, c) salud digital, d) apoyos al desarrollo de las TIC´s, e) desarrollo digital de las empresas, f) masificación del acceso a banda ancha, y g) necesidades del marco jurídico.

Entre los objetivos de corto plazo de dicha estrategia se encuentran el aprovechamiento intensivo de las ventajas de la banda ancha en el proceso educativo de los chilenos a través de a) alfabetización digital temprana para el nivel de educación básica, b) capacitación a través de e-learning para profesores y sectores rurales, c) empleo masivo de las tecnologías de información en el aprendizaje de habilidades, especialmente en localidades remotas, d) reforma del modelo educacional y formación de profesores, e) desarrollo de los recursos humanos para convertir a Chile en un polo de innovación, y f) generación de contenidos en castellano.

Los logros han sido notables al dotar, por ejemplo, de accesos de banda ancha a 76% de todas las escuelas del país, lo que permite que 97% de la población escolar tenga algún tipo de acceso a las TICs, así como la alfabetización digital para 746,000 trabajadores de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y para funcionarios del gobierno.

Por otro lado, se busca el entrenamiento digital de las empresas incorporándolas al uso avanzado del Internet. También se implementan medidas como la modernización de la ventanilla electrónica y el marketplace de comercio exterior, el uso de la factura y recibos de honorarios electrónicos, además de la simplificación de los trámites empresariales y el e-comercio.

Asimismo, se terminó el despliegue del e-gobierno para el gobierno central y se avanza en la actualización de los gobiernos regionales y municipales, utilizando plataformas de servicios electrónicos para trámites, protección social, políticas sociales y desarrollo de tecnologías digitales en el sector salud.

La adopción de la Agenda Digital y de sus efectos es sin duda un factor que explica por qué Chile rápidamente nos está dejando atrás tanto en términos de riqueza (8,875 versus 7,910 dólares de Producto Interno Bruto, PIB per cápita), crecimiento (4.2 versus 2.3% de crecimiento promedio del PIB en el periodo 2001-2006), y competitividad (lugar 27 versus 58 en el Ranking Mundial de Competitividad del Foro Económico Mundial).

Debería ser un llamado de atención para diseñar en México políticas públicas que permitan que el sector de comunicaciones electrónicas contribuya al acceso universal a la banda ancha y también para educar a los mexicanos con el fin de tomar ventajas de la sociedad de la información.

Fuente: El Economista, Fernando Butler Silva, Presidente del Colegio Nacional de Economistas 

Opinión