Call Centers podrían beneficiarse con Obama

Call Centers podrían beneficiarse con Obama

Un proyecto del mandatario estadounidense considera la posibilidad de aflojar las restricciones de llamadas de marcaje automático a teléfonos celulares de particulares

Por Mundo Contact | 2 noviembre 2015 | Actualidad Contact Centers, Customer Experience

Una propuesta del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, considera la posibilidad de aflojar las restricciones de llamadas de marcaje automático de Call Centers a teléfonos celulares de particulares.

Con esto, la cobranza de créditos podría realizarse por teléfonos celulares sin el permiso de los usuarios.

De prosperar esta propuesta, significaría un cambio a la Telephone Consumer Protection Act, una ley aprobada en 1991 que prohíbe a las empresas el uso de equipos de marcaje automático para hacer contacto con las personas a través de sus teléfonos celulares sin su autorización.

‘Van a dar rienda suelta y a todas esas llamadas a las que las personas no quieren atender’, dijo Margot Saunders, abogada de la National Consumer Law Center.

‘Para las personas que utilizan los planes de teléfonos celulares prepagados, las consecuencias de las llamadas telefónicas que no se solicitan podría ser potencialmente graves’, dijo Saunders. ‘Les cuesta dinero y pueden reducir sus minutos de manera que éstos no estarán disponibles cuando los necesiten para emergencias’, agregó.

Por su parte, la administración Obama ha argumentado que aflojar las normas vigentes que prohíben las llamadas robotizadas no deseadas podría ser conveniente para los prestatarios ante el riesgo de impago de los préstamos, e incluso para hacer conscientes a los prestatarios de las opciones de pago que existen para evitar el incumplimiento.

‘El Congreso debe cambiar la ley para asegurar que los administradores de créditos puedan ponerse en contacto con los prestatarios, utilizando la tecnología moderna y ayudarles así a entrar en el plan de pago que les permita evitar las consecuencias del incumplimiento o bien resolverlo’, señaló el Departamento de Educación en su reciente informe.

Sin embargo, estos argumentos palidecen cuando se consideran los múltiples inconvenientes que causan a los prestatarios, suponiendo que éstos efectivamente escuchan y confían en las grabaciones.

No obstante, los defensores de los consumidores están preocupados por las llamadas a gran escala, que están en la frontera del acoso.

El Centro Nacional de Leyes del Consumidor tiene conocimiento de múltiples casos en que las llamadas se hacen a personas que no tienen el número telefónico al que se llama cientos de veces, aún cuando el usuario insista en que no es el deudor y pida que suspendan las llamadas.

Con información de MarketWatch

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *