Inicio Web Campus Party: una verdadera fiesta para internet

Campus Party: una verdadera fiesta para internet

5

Miles de personas –entre ellos, los creadores de la www y el lenguaje PHP- , se reunieron en Valencia para compartir experiencias o archivos y asistir a talleres o conferencias sobre internet.

Miles de fans de la informática y de internet, la mayoría acompañados de sus computadoras, se reúnen en la Campus Party de Valencia para compartir experiencias o archivos y asistir a talleres o conferencias sobre la red de redes.

La XII edición de uno de los mayores eventos electrónicos del mundo quiere ser una “apuesta por la innovación y la formación” con talleres y mesas redondas, superando su imagen de que sólo sirve para “bajarse” cosas de internet, señala Fernando Ortuño, coordinador de uno de los pabellones de la Feria de Valencia donde tiene lugar el evento.

“Las experiencias en Brasil y Colombia han enseñado que allí la gente va a aprender, asiste a los talleres”, subraya Ortuño, en referencia a las dos ediciones celebradas este año, por primera vez fuera de España, en Sao Paulo y Bogotá.

Como muestra de ese deseo de destacar el lado docente de esta reunión, los organizadores han invitado al creador de la World Wide Web (www), Sir Tim Berners-Lee, para dar una clase magistral, además de ser el encargado de dar el pistoletazo de salida a la edición de este año.

Berners-Lee abrió en la medianoche del lunes pasado la Campus Party acompañado por una robot japonesa, ya que el evento también dedica este año un apartado a la robótica, el CampusBot, que tendrá su día grande el 2 de agosto con la celebración del Día de la Robótica, con la presencia de humanoides mecánicos y microrobots creados por los “campuseros”.

Otras personalidades como el presidente de Linux Internacional, John “Maddog” Hall, o el creador del lenguaje PHP (para la creación de páginas web dinámicas), Rasmus Lerdorf, también tienen previsto participar en esta Campus Party, a la que se han apuntado, lejos de los 250 que dieron inicio al evento en 1997, 8.453 internautas, 6.000 de ellos con derecho a colocar su propio ordenador.

Estos últimos han llenado dos pabellones de la Feria de Valencia con cables, pantallas, teclados y hasta accesorios para los distintos programas de simulación como volantes, mandos e, incluso cascos de piloto para comunicarse con otros cibernautas.

“Nosotros no jugamos, volamos, conducimos…“, afirmaba uno de los aficionados a la simulación, que también cuenta un apartado específico en esta Campus Party, donde los juegos en red y las descargas también tienen gran éxito aprovechando el ancho de bando de 7.5 gigabytes, que permiten “unas dos películas al minuto”.

La imaginación de los locos de los “bytes” no tiene límites a la hora de personalizar su ordenador, con lo que se puede ver desde una computadora con aspecto de Fórmula Uno hasta un globo terráqueo o una extraña torre en forma de espiral cuadrada.

Con los ojos como platos y las huellas del cansancio bastante visible, muchos de ellos van del ordenador a sus tiendas de campaña o sacos de dormir para tratar de descansar un poco, mientras algunos aprovechan también para darse un masaje… de manos y dedos, una parte del cuerpo que sufre bastante en una concentración como la Campus Party.

“Esto es un baño de juventud para mí”, afirma un campusero de 73 años, el más viejo de esta edición, conocido entre sus compañeros como “Zurdo” su nombre clave en los ejercicios de simulación de vuelo en un “F-16″, mientras que el más joven aún no puede hablar: tiene seis meses y su carrito permanece junto a sus padres, dos locos de la informática, que entre chips y teclas, han hecho un sitio para potitos y biberones.

Todos estos cibernautas, a los que también observan cazatalentos de empresas, seguirán dando rienda suelta a su pasión por la informática hasta el domingo, en que se “apagará” la Campus Party hasta el próximo año.

Fuente: El Economista, México 

Opinión