Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Castigarán el telemarketing

Castigarán el telemarketing

Las personas que no deseen recibir llamadas sobre productos o servicios financieros podrán inscribirse a partir del 1 de diciembre en el Registro Público de Usuarios (Reus) de la Comisión Nacional de Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Los bancos o cualquier institución financiera que no respete los números bloqueados recibirán multas trimestrales, de entre 13,000 pesos, si es que realizan entre 1 y 20 llamadas indebidas, y 100,000 pesos si superan las 81 quejas. Los intermediarios con más alta reincidencia podrían llegar a pagar 400,000 pesos por telemercadeo indeseado.

Según quejas en la Condusef, 47% de los usuarios de servicios financieros reciben al menos tres llamadas al mes de promoción de productos, y a 54% de la población le “molesta” el telemercadeo, informó Luis Pazos, presidente de Condusef.

El registro es gratuito y tiene una duración de 2 años. La inscripción puede ser vía personal en las oficinas de la Condusef, llamando al 01 800 999 80 80 desde el teléfono que se desee bloquear o a través de la página www.condusef.gob.mx.

El usuario deja de recibir llamadas promocionales 45 días después de su registro, aunque en el arranque, se bloquearán a partir del 15 de febrero del 2008.

Cada usuario podrá registrar dos números fijos y dos celulares, correspondientes a sus teléfonos privados y laborales, y dos cuentas de correo electrónico.

Los usuarios tendrán la opción de inscribirse en el Reus para bloquear las llamadas promocionales de todos los usuarios, salvo las de dos instituciones de su elección.

Herramienta útil

Luis Pazos, presidente de la Condusef, destacó que el Reus será también útil para la banca, pues podrá afinar sus estrategias de mercadeo, y sólo llamar a aquellos clientes que estén interesados en recibir información de la oferta.

El Reus es independiente al Registro Público de Consumidores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), aunque en un principio se iba a hacer de forma conjunta. Sin embargo, por particularidades de la industria financiera, se decidió hacerlos separados.

Luis Fabre, vicepresidente de la Condusef, refirió que hay 20.8 millones de usuarios con servicio telefónico, 60.4 millones con celular y 20.6 millones con servicio de Internet, que se beneficiarán con el Reus.

Fuente: El Economista, México 

Opinión