Inicio Tecnología 2017 CeBIT 2012. Entre la confianza económica y la preocupación por la seguridad

CeBIT 2012. Entre la confianza económica y la preocupación por la seguridad

Existe la convicción de que, si aumenta la confianza de los usuarios, eso potenciaría de forma exponencial el crecimiento

EFE

La CeBIT de Hannover, una de las ferias informáticas más grandes del mundo que fue inaugurada hoy por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y la canciller alemana, Angela Merkel, oscila entre la confianza en las perspectivas económicas del sector y la preocupación por la seguridad.

De hecho, la seguridad informática fue escogido como el tema central de la edición de este año puesto que existe la convicción de que, si aumenta la confianza de los usuarios, eso potenciaría de forma exponencial el crecimiento.

“Las empresas que recurren al internet tienen que estar seguras de lo que va a pasar con sus datos, por eso la confianza es clave”, dijo Merkel en su discurso inaugural de la CeBIT.

Uno de los motores de crecimiento del sector es la llamada ‘informática de la nube’ a través de la cual empresas y empleados privados pueden reducir su infraestructura para cubrir sus necesidades directamente desde la red.

Los proveedores de servicios de almacenamiento de datos en la nube virtual esperan que en el curso de los próximos tres años la facturación crezca un promedio del 37 por ciento anual para llegar en 2015 a los 14,000 millones.

Sin embargo, en esa evolución hay un obstáculo que es el problema de confianza en muchos usuarios que dudan en poner sus datos en un espacio virtual sin estar plenamente convencidos de que se hace todo lo posible para que no se abuse de ellos.

Una encuesta realizada por Bitkom reveló que en la gran mayoría de las empresas existen vacíos en lo relativo a la seguridad informática y que en algunas no existe la sensibilidad necesaria en lo relativo a la protección de datos.

En el sector de telecomunicaciones y en el sector informático propiamente dicho un 95 por ciento de las empresas tienen diseñados planes de emergencia para enfrentar problemas de seguridad. Pero en otros sectores sólo un 46 por ciento de las empresas están preparadas para reaccionar a situaciones de ese tipo.

Aunque Bitkom revisó ligeramente a la baja sus pronósticos de crecimiento para el sector y apunta ahora a que la facturación crecerá un 1.6 por ciento para alcanzar los 151,000 millones de euros, esa cifra sigue siendo alta y le permite al sector informático verse como una especie de oásis en medio de los problemas que vive la coyuntura económica en Europa.

Según dijo el presidente de Bitkom, Dieter Kemp, en su discurso inaugural, la demanda de productos informáticos crecerá en 2012 un 4 por ciento y en Europa un 2 por ciento.

Como invitado especial, Brasil representa para la CeBIT uno de los mercados más prometedores para el sector informático, tanto por sus cifras actuales como su potencial de crecimiento.

Según la consultoría Germany Trade&Invest en Brasil hay actualmente 46 millones de usuarios activos de internet, un 60 por ciento de los cuales son menores de 35 años.

El potencial de crecimiento además es claro si se piensa que la apertura del acceso a internet de la mayoría de los 192 millones de habitantes del país sudamericano, sobre todo a los miembros de las clases menos favorecidas, es algo que hasta ahora está empezando.

Esto último, fue definido hoy por Rousseff en su discurso en la CeBIT como una de las claves de la política de inclusión social de su gobierno.

“La tecnología informática ha cambiado radicalmente la forma de comunicarnos, las posibilidades de formación y ha abierto muchos horizontes. Esa bendición no puede el privilegio de unos pocos y reforzar las diferencias que ya existen”, dijo Roussef durante su discurso.

“Como parte de la lucha contra la pobreza hemos procurado abrir un acceso general a esas tecnologías”, agregó.

Además, para los próximos años se cuenta con una modernización de las conexiones de internet y de toda la infraestructura informática, a lo que ayudará sin duda los retos relacionados con el Mundial de fútbol de 2014.

El presidente del Consejo de Administración de Google, Eric Schmidt, relegó, en su discurso en la ceremonia inaugural, el tema económico a un segundo plano y se concentró en invocar una utopía en la que, gracias a la democratización de la información a través de la red, “todos seremos más iguales”.

Opinión