Inicio Tecnología 2017 Celulares, tras el reino de Internet

Celulares, tras el reino de Internet

Nokia, Google, Microsoft y Apple buscan adueñarse del negocio de contenido y servicios de Internet para los millones de usuarios de celulares

Entre humo de tabaco y whisky, sentados en una mesa redonda, Nokia, Microsoft, Apple y Google disputan una partida de póquer. Ya han mostrado algunas de sus cartas: nuevos teléfonos celulares, creación de sitios web de contenido, adquisición de compañías de servicios, etc.

Pero el juego hasta ahora comienza y el arte de ‘cañar’ al rival toma un papel fundamental: rumores sobre sistemas operativos móviles y chismes de convertir reproductores musicales en celulares, entre otros, zumban alrededor de la mesa.

El premio para el ganador, anuncia el tallador, será convertirse en el dueño del mercado de contenidos y servicios de Internet para los usuarios de teléfonos celulares, que llegarán a 3.250 millones en el mundo a finales del 2007, según cálculos de la firma británica The Mobile World.

Una bolsa de dinero que será gigantesca en el futuro gracias al crecimiento de los ingresos en este mercado, que llegarán a 59.300 millones de dólares en el 2011, según la empresa investigadora Yankee Group.

Hay más estadísticas prometedoras. En Estados Unidos, de acuerdo con las compañías investigadoras IAB y PWC, la publicidad en Internet generó ingresos cercanos a 10.000 millones de dólares en el primer semestre del 2007; es decir, el 27 por ciento más que en los primeros seis meses del 2006.

Así mismo, la firma de investigaciones ABI Research espera que el mercadeo y la publicidad para celulares en el planeta alcancen los 3.000 millones de dólares en el 2007 y que suban a casi 19.000 millones de dólares en el 2011.

También en el área de los videojuegos para celulares hay grandes expectativas. Según la empresa Ovum, este mercado será de 4.000 millones de dólares en el 2007 y llegará a 8.000 millones en el mundo en el 2011.

Todos esos números los conocen y desean ingresarlos a sus contabilidades las poderosas empresas de tecnología que están sentadas en la mesa redonda. Ellas miran sus cartas, lanzan una bocanada de humo, toman un trago y planean sus estrategias. El tallador, en su mente, analiza cada una de ellas.

Nokia: una empresa de Internet

Tener una participación cercana al 40 por ciento de una industria con más de 2.700 millones de usuarios (la de celulares), según la firma Informa Telecoms and Media, no es cuestión de suerte.

“Tomar decisiones correctas, en el momento oportuno”, como enseña la historia corporativa del fabricante de celulares finlandés, es la clave. Así que ahora, al igual que cuando abandonó la producción de cables para telecomunicaciones y teléfonos tradicionales y entró en la industria de telefonía móvil, Nokia gira y se dirige a un nuevo objetivo: la Red.

“Seremos un empresa de Internet”, resaltó Woon Peng, directora multimedia de Nokia, al explicar el futuro de la compañía. Para cumplir su objetivo, Nokia tiene varias cartas en juego.

A finales de agosto del 2007, la compañía lanzó Ovi (traduce puerta, en finlandés), su nueva división de contenidos en Internet, a la que incluso podrán acceder usuarios de teléfonos de otros fabricantes.

“Nadie puede ser el dueño del contenido en la Red, pero nosotros sí podemos ser el mayor proveedor”, resaltó Peng, quien defiende esta decisión con el argumento de que Nokia no concibe un Internet con limitaciones y por eso brinda un servicio flexible y abierto.

Ovi vende música a través del servicio en línea Nokia Music Store, que compite directamente con iTunes Music Store, la tienda de Apple, líder del negocio de la distribución de música por Internet. Ovi vende canciones a un euro, los álbumes cuestan 10 euros y por ahora solo funciona en el Reino Unido. Las descargas pueden transmitirse del celular al PC y viceversa, pero con un límite de copias.

Ovi también permitirá la descarga de juegos (desarrollados para celulares; se consiguen desde tres euros). Además, ofrece Nokia Maps (un servicio para descarga de mapas de las principales ciudades del mundo) y un servicio de comunidades (para que las personas guarden y compartan contenido multimedia e intercambien contactos).

Compras finlandesas

Nokia ha realizado varias adquisiciones que le ayudarán a competir. En julio del 2007, compró Twango, una compañía que tiene un sistema para organizar y compartir fotos, videos y otros contenidos personales, de forma similar a redes sociales como Facebook y MySpace.

A comienzos de octubre del 2007, pagó la astronómica cifra de 8.100 millones de dólares por Navteq, un líder mundial en el negocio de mapas digitales. Con esta compra, además de la plataforma cartográfica, la compañía finlandesa sumó a su portafolio Traffic.com, un servicio interactivo de Internet que ofrece información sobre el tránsito vehicular a los usuarios.

Nokia también está en negociaciones para adquirir Enpocket, una compañía de publicidad móvil, y ha presentado Mosh, una red social creada para compartir contenido diseñado para dispositivos móviles (juegos, imágenes, videos, etc.).

“Los solos dispositivos ya no son suficientes”, sostuvo Olli-Pekka Kallasvuo, presidente de Nokia, durante el lanzamiento de Ovi. Una frase que evidentemente Nokia se está tomando muy en serio.

Google: explosión publicitaria

El gigante buscador de Internet maneja dos frentes de juego: las acciones reales y las especulaciones. En el primero, se cuenta la clara intención de Google de expandir su negocio de publicidad en Internet y ampliar sus aplicaciones móviles.

En abril del 2007, adquirió por 3.100 millones de dólares Doubleclick, una compañía de publicidad en Internet, con lo que Google incorporó, además de su tecnología, su gran base de datos de anunciantes, para “crear una nueva generación de anuncios y mejorar la eficacia de la publicidad en línea”, según Francisco Forero, representante de Google en Colombia.

Así mismo, en agosto del 2007, tan solo nueve meses después de haber comprado YouTube por 1.650 millones de dólares, incluyó en el popular sitio web de videos anuncios publicitarios.

Para Forero, la razón de estos movimientos es que la publicidad en la Red puede despegar a mayor escala con formatos novedosos y efectivos: videos, publicidad local, teléfonos móviles, etc. Un despegue en una industria en la cual Google ya generó ingresos por cerca de 10.600 millones de dólares en el 2006.

“La estrategia de Google siempre será la innovación”, aseguró Forero, quien explicó que la compañía es consciente de que los usuarios desean acceder a la información a través de celulares u otros dispositivos móviles.

Por eso, el buscador creó Google Number Search, una aplicación móvil que reduce el número de teclas que deben pulsarse para buscar información e incorpora un sistema de conversión automático de páginas web a formatos especiales para celulares.

Google también ha multiplicado sus servicios para móviles: mapas, sistemas de localización satelital (GPS), calendario, búsqueda, correo, mensajería instantánea, noticias, mensajes SMS y YouTube, entre otros.

Incluso, la plataforma de publicidad en línea AdSense ya tiene su versión para celulares. Esta herramienta permite a los propietarios de sitios web vender anuncios de AdSense con formatos específicos para móviles.

¿Y el gPhone?

Cada vez que el rumor sobre el inminente lanzamiento del teléfono celular de Google (Gphone, gPhone, o como finalmente se llame) sale a la mesa, sus funcionarios, sin importar el rango, desmienten la noticia. Sin embargo, Eric Schmidt, presidente de la compañía, en varias oportunidades ha sostenido que el mercado celular presenta una gran oportunidad de crecimiento para Google.

Por esto, y ante el anuncio de Schmidt de su intención de presentar una oferta de 4.600 millones de dólares en una subasta por una parte del espectro radioeléctrico (700 MHz) que liberará Estados Unidos (que podría emplear para lanzar su propia red de banda ancha móvil), los rumores sobre el dispositivo móvil de Google se han incrementado. Pareciera que este es el segundo juego de Google, las especulaciones.

El diario The New York Times indicó que por más de dos años un grupo de ingenieros de la compañía ha trabajado en secreto en un proyecto para desarrollar un teléfono celular. Google esperaría develar los frutos de esta labor a finales del 2007, y los teléfonos estarían disponibles en el 2008. Utilizarían un sistema operativo propio (Google OS), basado en Linux y diseñado para trabajar con las aplicaciones del mundo Google.

Por su parte, BusinessWeek aseguró que, de acuerdo con analistas consultados, en un par de meses Google podría mostrar prototipos del dispositivo y, aunque los planes son confidenciales, una compañía asiática especializada en diseño de celulares construiría el teléfono con las especificaciones del buscador; sin embargo, el aparato no se espera antes del segundo semestre del 2008.

Por su parte, otros observadores mencionados por The New York Times dicen que Google no está creando un dispositivo rival del iPhone (el celular de Apple), sino que su intención es desarrollar un software alternativo al sistema operativo móvil Windows Mobile, de Microsoft.

Microsoft: Windows Mobile 6.0

Vodafone, el operador más grande de telefonía celular en términos de ingresos, decidió vender solo equipos que funcionen con sistemas operativos Series 60 (Symbian), Linux y Windows Mobile, de Microsoft. “Necesitamos reducir el número de sistemas operativos móviles. Así será más fácil entregar contenido”, dijo Arun Sarin, director de Vodafone.

Esto lo tiene claro Microsoft y por eso su estrategia para adueñarse del mercado de contenidos y servicios para usuarios de teléfonos celulares se concentra en fortalecer Windows Mobile para que sea la plataforma preferida por operadores, fabricantes y usuarios.

“Hay más de 18.000 aplicaciones para Windows Mobile”, dijo Zev Yanovic, director de soluciones móviles para América Latina, quien explicó que la más reciente versión del sistema operativo, la 6.0, trae atractivas herramientas de productividad y entretenimiento: nuevo sistema de búsqueda, correo electrónico, una versión renovada de Windows Live Messenger y ediciones mejoradas de Word, PowerPoint, Excel y Outlook; además, soporta voz por Internet (VoIP).

Sin embargo, Microsoft por ahora pierde la batalla en el segmento de los sistemas operativos móviles. La firma Berg Insight dice que en el 2006 Symbian fue el líder en el mercado de los teléfonos inteligentes con una participación del 63 por ciento; el segundo fue Linux y, tercero, Windows.

Por otra parte, el gigante del software, al igual que Google, desmiente los rumores sobre la fabricación de su propio celular; incluso, desestima las versiones que hablan sobre la transformación de su reproductor multimedia Zune en teléfono, como lo hizo meses atrás su rival Apple con el iPod (al sacar el iPhone).

“Nosotros seguimos innovando en software y no hemos visto la necesidad de elaborar un celular propio”, resaltó Yanovic. ¿Estarán ‘cañando’ en el juego de póquer?

Apple: la integración es la apuesta

Según la firma ABI Research, con su teléfono celular iPhone, Apple inició una tendencia duradera: más de 100 millones de dispositivos móviles tendrán una interfaz táctil en el 2008 y serán más de 500 millones en el 2012. Eso significa que la frase de Steve Jobs, presidente de Apple, no fue gratuita: “El iPhone es software empacado en un hermoso hardware”.

Por eso, para algunos expertos, Apple acertó en su primera incursión en el mercado celular. “El iPhone fue un hito en términos de cómo las personas usan un teléfono”, le dijo Karsten Weide, analista de IDC, a The New York Times. Ella cree que si Google lanza su celular, no generará una revolución similar al iPhone.

Pero Apple no solo centra sus energías en la masificación del iPhone. Tiene más cartas en la mano. Su apuesta será reforzar su posición en el mercado de contenidos de Internet, como su tienda en línea iTunes Music Store, y lograr una integración de dispositivos y contenidos propios.

Maniobra que ya está ejecutando. La compañía de la ‘manzana’ presentó en septiembre del 2007 los nuevos modelos de sus populares reproductores iPod, con lo que espera estimular las ventas de su tienda, que ya superó la barrera de los 3.000 millones de descargas (canciones, series, videos, etc.)

Además, en el mismo mes, Apple lanzó iTunes Wi-Fi Music Store, una versión que permite utilizar los servicios y contenidos de su tienda de música en el iPod touch (el modelo más reciente de ese reproductor, que usa el mismo software e interfaz del teléfono de Apple) o el iPhone a través de redes inalámbricas.

“Productos innovadores como estos hacen que iTunes Music Store se mantenga en la primera línea de la revolución de la música digital”, manifestó Jobs, en otra muestra de la estrategia de Apple: atraer mayor número de usuarios con una oferta de integración de servicios, contenidos y dispositivos; todo, claro, ‘made in Apple’.

Fuente: Enter 2.0, Colombia

Opinión