Inicio Tecnología 2017 Chile busca alianzas con empresas tecnológicas uruguayas

Chile busca alianzas con empresas tecnológicas uruguayas

SANTIAGO.- En el marco del acuerdo de cooperación firmado a principios de este año entre la Corfo y la Corporación Nacional para el Desarrollo del Uruguay, CND, se realizó el Encuentro Chileno-Uruguayo de la Industria del Software, con el fin de lograr alianzas tecnológicas.

La actividad, presidida por Carlos Álvarez, vicepresidente ejecutivo de Corfo y Carlos Pita, Embajador de Uruguay en Chile; contó con la asistencia de más de 150 invitados, entre autoridades y empresas del sector, destacando la delegación de 30 empresarios de Uruguay, los cuales mantuvieron más de 160 reuniones bilaterales de negocios con sus pares chilenos con el objetivo de analizar negocios conjuntos y prospectar inversiones en Chile.

Entre otros invitados destacaron, Irene Gonzalez, gerente general de la Cámara Uruguaya de Tecnología de Información, CUTI; Aldo Signorelli, gerente general de la ACTI; y Alvaro Portugal, presidente de la GECHS.

Este encuentro, organizado por Corfo a través de su Programa Invest Chile, encargado de atraer inversión extranjera, busca concretar alianzas tecnológicas que mejoren las oportunidades de desarrollo y complementariedad empresarial entre ambos países.

Asimismo, fomentar la inversión nacional y extranjera en Chile, ligada a las industrias TI chilena y uruguaya.

En este sentido, Uruguay ha alcanzado un alto estándar de productos exportables y cuenta con capital humano de alta calificación, mientras que Chile posee la ventaja de numerosos tratados de libre comercio e infraestructura tecnológica de alto nivel; atributos muy atractivos para la creciente industria de offshoring a nivel mundial y en la que Chile quiere posicionarse como plataforma de servicios tecnológicos internacionales.

Entre las empresas extranjeras asistentes se encuentran Zonamerica, importante parque de negocios y tecnología que nace como zona franca, pero hoy en día alberga importantes empresas de offshoring, como call centers, servicios financieros, desarrollo de software y biotecnología; CES, Centro de Ensayos de Software, empresa que prueba la calidad y detecta las fallas antes de sacar los programas al mercado; De Larrobla & Asociados / Bantotal ofrece una solución operativa integral para entidades financieras y bancos, presente en más de 35 bancos en Latinoamérica.

Carlos Álvarez, vicepresidente ejecutivo de Corfo, señaló que “estamos promocionando a Chile como destino “near shore” de inversiones tecnológicas norteamericanas. La cercanía a la que se apela, antes sólo aplicable a Canadá y México, surge de la comparación con oferentes de este tipo de servicios localizados en otros continentes, los cuales, justamente por su gran crecimiento, están viendo dificultada su disponibilidad de recursos humanos calificados.

Chile junto con Uruguay, puede suplir esta insuficiencia, además en zonas horarias similares a los de Estados Unidos, país que demanda el 70 por ciento de estos servicios a nivel mundial”.

Por su parte, el embajador de Uruguay, Carlos Pita, explicó que “las relaciones bilaterales entre nuestros países pasan por un momento excepcional. Así lo demuestra la reciente visita del presidente Vázquez, los 8 acuerdos estratégicos firmados con Chile, muchos de éstos en materia de cooperación, así como la creación de una comisión bilateral de comercio e inversiones permanente”.

Chile a pesar de destacar en la región por su estabilidad económica y social, aún mantiene el desafío de consolidar el desarrollo tecnológico para equipararse con países de similar crecimiento. Uno de los desafíos claves es aumentar el gasto en I+D (las compañías chilenas invierten sólo un tercio en comparación con países de similar desarrollo), masificar el uso de banda ancha y por sobretodo invertir en capital humano.

En el caso de Uruguay, la industria del software en los últimos años en Uruguay ha mostrado un importante dinamismo, reflejando un crecimiento constante de sus exportaciones. Hoy en día, ésta representa el 3 por ciento de las exportaciones totales del país.

Fuente: El Mercurio, Chile 

Opinión