Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 China apuesta por la robótica para impulsar competitividad

China apuesta por la robótica para impulsar competitividad

robot

China confía en la robótica para la recuperación de su competitividad industrial ante la férrea competencia entre otros países que ofrecen una mano de obra de bajo costo. El aumento de costos laborales genera retos a los fabricantes, y una forma de resolverlos es intensificar la automatización de las líneas de montaje.

El país asiático se ha posicionado desde el 2013 como el primer mercado mundial de robots industriales. Tan solo en aquel año, las empresas chinas adquirieron 34,000 robots en 2013, alcanzando las 56,000 unidades para 2014, de las que 10,600 fueron de fabricación nacional.

Además de los menores costos y la mayor competitividad, las autoridades chinas han apostado por esta transformación para cruzar un nuevo umbral en el desarrollo económico dentro de su plan estratégico de promover los sectores de la alta tecnología y los servicios y reducir el peso de la industria pesada.

En Dongguan, el gobierno municipal ha creado un fondo especial de 32.5 millones de dólares para subvencionar la automatización de pequeñas industrias.

Los cálculos oficiales apuntan a que, en la actual fase de 500 proyectos, la instalación de sistemas automatizados puede destruir unos 30,000 empleos en la ciudad, pero las empresas implicadas aumentarían su volumen anual de ventas hasta en 4,880 millones de dólares.

También en la localidad de Foshan, se espera que las industrias de la ciudad absorban entre 15,000 y 20,000 máquinas automatizadas en los próximos tres años.

Los robots, que llegaron hace algunas décadas a las cadenas de producción de artículos de alto precio (como electrónica o automóviles) aparecen cada vez más en nuevos sectores y procesos, como pulimentado o almacenamiento.

Dongguan, núcleo de la industria china de exportación, tiene 8.2 millones de habitantes y es un crisol de fábricas de automoción, pero también de sectores menos tecnificados como textil, calzado o juguetes, aunque también cuenta con unos 400 fabricantes de robótica.

Dongguan se basó en industrias con mano de obra barata y ahora la robótica es clave para ayudar a cambiar el modelo de negocio hacia productos de mayor nivel.

Y en Foshan, se busca aumentar el número de empresas locales de robótica y crear más institutos tecnológicos y centros de investigación.

Actualmente hay en la ciudad unos 125 fabricantes de sistemas automatizados en lo que se anticipa como una competición entre ciudades para atraer al sector tecnológico.

EFE

Opinión