China autoriza operaciones a Uber

China autoriza operaciones a Uber

Las nuevas regulaciones –que legalizan definitivamente las actividades de Uber– establecen que este tipo de servicios no necesita tener su propia flota de vehículos

Por Mundo Contact | 29 julio 2016 | Actualidad, Tecnología

El Gobierno chino aprobó nuevas regulaciones que legalizan definitivamente las actividades de Uber, así como los servicios locales de Didi Chuxing y otras redes de transporte vía internet.

La nueva normativa, la primera que elabora un país para regular a nivel nacional este tipo de negocios, fue presentada ayer y acaba con años de incertidumbre en los que Uber y Didi operaban de manera alegal en el país asiático, ante las protestas de los servicios de taxi, según la agencia Xinhua.

El Ministerio de Transportes chino, de quien parte la regulación, estipula que estas nuevas redes no necesitan tener su propia flota de vehículos, a diferencia de las compañías de taxi, lo que en la práctica les permite para operar sin miedo a prohibiciones o investigaciones judiciales, como ha ocurrido en algunas ciudades del país en los dos últimos años.

Los conductores de estas redes pueden solicitar una licencia de operación y sus empresas serán responsables de que tengan la suficiente cualificación y los vehículos tengan las condiciones de calidad idóneas, señala el documento oficial.

También indica que los vehículos con más de 600,000 kilómetros u ocho años de funcionamiento ya no podrán usarse en estas redes de transporte y aclara que los conductores que hayan sido sancionados por actos violentos, consumo de alcohol, drogas o infracciones de tráfico no tendrán licencia para operar en ellas.

Las firmas de este sector deberán pagar impuestos y seguro de viaje para los pasajeros y tendrán prohibido llevar a cabo políticas agresivas de precios que puedan causar perturbaciones en el mercado.

La regulación también se dirige a las compañías tradicionales de taxi, a las que pide que reduzcan las altas tasas de operación que cobran a sus propios conductores y que unidas a la fuerte competencia de firmas como Uber o Didi han dificultado mucho el negocio de millones de taxistas en el país.

Cerca de 100 millones de ciudadanos chinos (uno de cada 14) solicitaron alguna vez un vehículo a través de su computadora o teléfono inteligente en el año 2015, cuando la situación legal de este tipo de servicios aún no estaba clarificada.

Apple invirtió 1,000 millones de dólares en Didi Chuxing, líder del mercado local de su sector con una cuota del 87% gracias a sus 300 millones de usuarios, que contratan unos 11 millones de viajes diarios a través de su plataforma.

EFE

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *