Ciberataques representan el 50% de ingresos de criminales

Ciberataques representan el 50% de ingresos de criminales

Se estima que los ataques cibernéticos representan la mitad de los ingresos totales para el crimen organizado, por encima del narcotráfico y la trata de personas

Por Angélica Figueroa | 14 septiembre 2015 | Actualidad, Datos Duros, Web

Durante una reunión entre representantes de prensa local y directivos de Blue Coat, la empresa destacó los principales hallazgos arrojados en la investigación realizada por la empresa de investigación Vanson Bourne.

El estudio permitió comprobar cómo muchos de los trabajadores de empresas desconocen las buenas prácticas necesarias para proteger la información online, tanto personal como profesional.

Por tal motivo, es importante contar con estrictas políticas de seguridad dentro de las empresas para proteger la información interna y de clientes.

Se estima que el cibercrimen ha alcanzado el 50% de los ingresos totales para el crimen organizado, por encima del narcotráfico y la trata de personas.

Daniel Casados, Director General para Blue Coat México, opina que ‘podemos decir que el talón de Aquiles en cuanto a la seguridad de las empresas es el comportamiento de sus empleados al acceder a internet’.

hacker_2Además, ‘resulta fundamental trabajar en la educación de los colaboradores para que tomen consciencia de los peligros que tiene al acceder a la web’.

‘El éxito de un ataque no está definido por el tipo de virus, sino por el comportamiento humano, es decir, a dónde acceden los empleados y lo que hacen en internet’, asegura Casados.

Según el directivo, los ciberataques con el Internet de las Cosas (IoT) podrían tener un crecimiento del 40% por año, debido a la cantidad de objetos conectados a internet.La consultora Gartner señala que dichos objetos representarán más de 26,000 millones de cosas conectadas en el 2020.

Los cibercriminales están utilizando las redes sociales para encontrar información sobre cómo romper las claves. Si lo logran, se abre ante ellos un acceso que les permite ingresar a las redes corporativas y a la información que en ellas circula.

De acuerdo con Ray Jiménez, Vicepresidente Regional para América Latina de Blue Coat, las empresas deben considerar la forma en que la información se encuentra almacenada, el valor de ésta y el riesgo de perderla o de que se haga pública. Esto hace evidente que debe existir algún tipo de medidas defensivas que reduzcan el acceso a datos personales sensibles.

 

Blue Coat amplía su oferta para el mercado empresarial

Jiménez también destacó que Blue Coat compró Perspecsys para garantizar que las aplicaciones en la nube pública sean realmente privadas. Con esta adquisición, la compañía amplía su cartera de soluciones para el creciente mercado de seguridad cloud, ofreciendo asistencia a las compañías multinacionales que se ven obligadas ante una variedad normativa sobre protección de datos y legislaciones nacionales.

Gracias a esta compra, el posicionamiento de Blue Coat como líder en el segmento ‘Cloud Access Security Broker’ (CASB) se ve reforzado y eleva el listón en la protección de los datos dentro de las aplicaciones cloud.

‘CASB se ha convertido en el principal medio para la incorporación de seguridad en las aplicaciones SaaS (Software as a Service), mencionó Jiménez.

Con una dependencia creciente de las aplicaciones en la nube, las empresas se enfrentan a un número cada vez mayor de problemas relativos a la privacidad de los datos, al cumplimiento normativo y la seguridad.

Entre éstos hay que mencionar los requisitos legales sobre la información personal de identificación (Personally-Identifiable-Information, PII), así como sobre pagos (PCI) y protección de datos relativos a la salud (HIPAA); políticas más estrictas de gobernanza de datos y normativas locales sobre domiciliación de multinacionales; y, mucho más importante, el flujo continuo de noticias sobre pérdida de datos.

Estos problemas pueden llevar a muchas empresas a retrasar o incluso rechazar la adopción de aplicaciones cloud.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *