Cobra fuerza el marketing de bases de datos

Por Mundo Contact | 14 febrero 2008 | Actualidad Customer Experience, Customer Experience

El marketing de bases de datos está cobrando cada vez más importancia en las empresas, pasando de ser considerado una estrategia de marketing directo a conformar una estrategia y proceso de negocio que involucra a toda la empresa y que mejora la rentabilidad del marketing, tenida en cuenta por la mayoría de los ejecutivos de marketing y demás puestos de decisión.

Los directivos de marketing aprecian las posibilidades que les proporciona el marketing de bases de datos para conocer mejor al cliente, encontrar respuestas para relevantes cuestiones de marketing y soluciones de negocio que les permitan aumentar los ingresos y la rentabilidad. Con estas expectativas sobre sus espaldas, el futuro profesional de bases de datos tendrá que tener habilidades en campos como la promoción, estrategias de precios, desarrollo de producto, canales de promoción, ventas, métricas, medios y tecnología. Pero, lo que es más importante, tendrá que poner en el centro de sus empeños al cliente.

El cliente es el centro

Es como se define el nuevo campo de batalla del marketing de bases de datos, en opinión de David Williams, consejero delegado de la agencia especialista en bases de datos Merkle. “Gestionar el comportamiento para maximizar los ingresos y la rentabilidad constituye el nuevo reto del marketing; no la fragmentación de los medios, la saturación de mensajes, los medios sociales o los blogs”, afirma este experto en la publicación DM News.

En su opinión, para que se de esta transición tienen que darse dos factores que lo posibiliten: la segmentación en la empresa y la medida del marketing. Si no se cuenta con una estrategia de segmentación adecuada que oriente la inversión, el desarrollo de productos y servicios, el mix de canales y medios y la política de precios, es muy difícil que la empresa pueda estar orientada al cliente.

A continuación, hay que desarrollar procedimientos eficaces de medida que supervisen todo el ciclo de vida del cliente, como proceso añadido a las métricas tradicionales de valor del cliente, eficacia en medios, experiencia del cliente, relevancia de la marca y rendimiento de la campaña y el programa.

Fuente: MarketingDirecto