¿Cómo impactan los autos conectados al Big Data?

¿Cómo impactan los autos conectados al Big Data?

Tan solo 2 vehículos autónomos generan 4.5 petabytes de datos en un lapso de 3 meses, casi un tercio de lo generado por las compañías automotrices en 20 años

Por Mundo Contact | 16 marzo 2016 | Actualidad, Articulos, Tecnología

Las armadoras buscan reducir los costos de los centros de datos, una tendencia que continuará y para ello existen soluciones que permiten poner en marcha nubes privadas en sólo días, con costos accesibles y sin riesgo de diseñar una compleja implementación.

¿Alguna vez ha pensado en dónde se aloja la información que su automóvil genera? Desde los datos sobre el tráfico en tiempo real, lugares a nuestro alrededor, clima, conexiones con el distribuidor para realizar los servicios, etc.; todo vive en una tela de datos que permite conectar a las marcas automotrices y sus nubes privadas con proveedores externos que almacenan toda esta información.

La saturación de datos impacta de manera especial a la industria, desde que se inician los bocetos de unidades con programas de diseño y equipo avanzados; posteriormente cuando se realizan completamente en 3D y hasta que se realizan los montajes digitales, mismos que deben ser accedidos a velocidades muy altas.

auto-conectado-inteligenteOtra fuente importante de altos volúmenes de datos son los actuales vehículos autónomos, que tan sólo dos unidades, en un lapso de tres meses, logran juntar en la nube 4.5 petabytes de datos. Dicha cifra es casi un tercio de lo que las compañías automotrices generaron en los últimos 20 años.

Casi todos los automóviles que se venden actualmente cuentan con alternativas de conectividad en tiempo real. En Alemania, por ejemplo, los vehículos Audi y Volkswagen están conectados a la red de Vodafone. Cada unidad informa por la red de telefonía cómo se está conduciendo, la ubicación y un sinfín de contenido sobre el funcionamiento del vehículo.

Vodafone utiliza análisis de grandes volúmenes de datos para extraer valor a partir de esta información y lo proporciona a ambas armadoras. Audi y Volkswagen, posteriormente utilizan los datos para calcular los intervalos de servicio, si se necesitan nuevos neumáticos, frenos y así sucesivamente.

Las empresas de automóviles están empezando a obtener beneficios económicos de la información que generan los vehículos; industrias enteras están empezando a ver este cambio de generación de ingresos de los productos que venden y monetizando la información que llega desde los productos que están circulando.

Ahora las soluciones pueden incluso monitorear en tiempo real los signos vitales de los conductores, con el fin de reducir la probabilidad de que los éstos se queden dormidos al volante.

Las ideas de negocio que se pueden derivar de estos grandes volúmenes de datos tienen el potencial de abrir nuevas oportunidades para los fabricantes de automóviles, compañías de seguros, empresas de arrendamiento, servicios de emergencia y otros actores interesados en la industria automotriz.

En un futuro no muy lejano, la conectividad permitirá realizar compras desde el auto o se podrá enviar publicidad dirigida, incluyendo incentivos y descuentos si un conductor se detiene para recargar gasolina.

Las empresas que busquen administrar sin problemas sus datos pueden aprovechar la nube híbrida y mover sus activos donde más lo necesitan, para así tomar las decisiones adecuadas y sacar el mayor provecho.

Fuente: NetApp

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *