Con un robot los niños aprenden a programar

Con un robot los niños aprenden a programar

Utilizando el robot Root como juguete, los niños pueden aprender los conceptos básicos de programación

Por Mundo Contact | 22 junio 2016 | Actualidad, Apps y Gadgets, Tecnología, Videos

Para evitar la complejidad de conceptos más difíciles en programación, un grupo de ingenieros de Wiss Institute, un centro de investigación perteneciente a la Universidad de Harvard en Estados Unidos, ha implementado una solución que resulta atractiva para niños de todas edades, esto es, un robot.

Root es el nombre de robot que ‘resulta muy interesante, puede moverse por la pizarra y dibujar, pero lo que lo hace poderoso son todas las formas en las que se puede programar’, explica Radhika Nagpal, profesora de dicho instituto y miembro del equipo que ha desarrollado este robot.

Los niños entienden cómo funcionan las secuencias: ‘si hago esto, entonces pasa esto otro. Ahora los niños pueden programar las consecuencias para su robot’, añade la experta.

El diseño del robot es un hexágono achatado rodeado de defensas, con un escáner en su parte inferior y recubierto de una superficie táctil en la capa superior. Es capaz de sostener un rotulador para pintar con él y de adherirse magnéticamente acierta superficies, por ejemplo en los pizarrones blancos en las escuelas.

Una aplicación importante en este dispositivo es una herramienta educativa llamada Square, que puede aplicarse en tres niveles de dificultad, para hacer utilizado en la medida en que aumenta la madurez de los niños.

El primer nivel sólo utiliza bloques gráficos para dar instrucciones simples, el segundo implica combinaciones cada vez más complicadas y el tercero permite programar libremente utilizando texto.

‘Root es más que un robot para enseñar una clase, es una plataforma que se puede aplicar a distintos niveles de estudios, desde la guardería hasta la universidad’, explica Zivthan Dubrovski, desarrollador del producto de la empresa responsable de la misma: irobot.

Los niños utilizan tablets y pizarras en lugar de teclados y pantallas como ocurre ahora, todo con un idioma sencillo, con lo cual los pequeños aprenden a programar a medida que le piden a su ‘juguete’ que realice tareas cada vez más complicadas.

Por ejemplo, el niño puede empezar pidiendo al robot que siga una línea que ha pintado previamente en el pizarrón. Esta tarea se puede lograr con una simple secuencia de instrucciones de Square.

Una tarea más complicada es pedirle a robot que escriba el nombre del estudiante. Esto es más difícil, ya que hay que establecer la ruta que el robot debe seguir por la pizarra y también indicarle cuándo debe apoyar el rotulador en la superficie y cuándo levantarlo. También puede detectar distintos colores en la superficie de la pizarra, emitir sonidos y detectar si ha chocado con algo, lo que permite inventar nuevas tareas que resultan retos de programación para los estudiantes.

Las primeras unidades tendrán un precio de 199 dólares y se espera que estén disponibles a principios de 2017.

Con información de El País

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *