Controlan robots con la mirada

Controlan robots con la mirada

ABB y Irisbond desarrollan una nueva tecnología que permite controlar robots con la mirada

Por Mundo Contact | 12 mayo 2017 | Actualidad, Tecnología

La firma suiza ABB y la española Irisbond desarrollan una nueva tecnología que permite controlar robots con la mirada.

El proyecto busca habilitar esta funcionalidad para todo tipo de aplicaciones industriales y sociales, en el ámbito de la discapacidad.

Se trata de una tecnología denominada ‘eye-tracking’ que podría permitir a un cirujano consultar con la mirada el historial de un paciente mientras lo está operando, o a un conductor contestar el teléfono de su coche al recibir una llamada con solo un movimiento de sus ojos.

La solución desarrollada ahora está basada en un software denominado ‘webtracker’ que permite el control de computadoras con el movimiento de los ojos, monitorizados a través de una webcam, y que utiliza sofisticados algoritmos basados en el posicionamiento de la cara y de la visión para permitir a los usuarios interactuar con el robot y controlarlo de una forma natural.

La presentación de este novedosa tecnología, desarrollada bajo el programa Bind 4.0 del Gobierno vasco (España) para fomentar la colaboración entre empresas ya asentadas y emergente, se desarrolló hoy a través de la disputa de una partida de ajedrez entre dos mujeres.

Una de ellas, en silla de ruedas debido a una grave discapacidad de movimientos, estuvo asistida por un robot al que ordenaba realizar distintos movimientos de piezas con la mirada.

Esto fue posible mediante una computadora en cuya pantalla aparecía un tablero de ajedrez sobre el que la mujer posaba la mirada para indicar la pieza que deseaba mover y en qué casilla depositarla.

El robot, situado en medio de la mesa y dotado de dos brazos articulados similares visualmente a los de las máquinas quirúrgicas de precisión, movió así varias piezas e incluso se comió la reina de su oponente.

La máquina, que tiene en su memoria las reglas de ajedrez y que no permite realizar movimientos prohibidos en el juego, controla también las acciones de la persona que no sufre discapacidad, quien le indica mediante un ratón los desplazamientos de sus fichas.

Una vez concluida la partida, el robot se encargó de recoger las piezas y posicionarlas nuevamente en su correspondiente casilla inicial.

Esta investigación abre un amplio campo de posibilidades para nuevas aplicaciones de robótica industrial, especialmente en la robótica colaborativa, incluyendo nuevas opciones de integración laboral para personas con discapacidad.

EFE

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *