Cuentahabientes brasileños reciben datos móviles gratuitos

Cuentahabientes brasileños reciben datos móviles gratuitos

Qualcomm, Banco Bradesco y el Gobierno de Brasil, lanzan un nuevo servicio de acceso sin cargo de datos móviles a cuentas bancarias desde un smartphone

Por Mundo Contact | 20 agosto 2015 | Actualidad, Web

El Gobierno brasileño, en colaboración con la tecnológica Qualcomm y Banco Bradesco, han presentado un nuevo servicio mediante el cual los cuentahabientes pueden tener acceso sin costo a sus cuentas bancarias desde un teléfono móvil y sin incurrir en cargos por el uso de datos móviles.

En un escenario económico en declive, el Gobierno de Brasil ha gestionado un servicio silmilar al tradicional 1-800 pero para datos móviles.

El Gobierno de Sao Paulo tiene, por su parte, planeado extender el servicio de datos gratuitamente para algunos sitios web oficiales a fin de año.

Banco Bradesco empezó a notar una disminución del uso de sus aplicaciones móviles y un aumento de sus servicios tradicionales de llamadas telefónicas y cajeros permanentes. Todo esto a causa del costo de los planes de datos y la falta de acceso a WiFi gratuito cuando los bancos están abiertos.

La asociación de Banco Bradesco y Qualcomm, el gigante tecnológico, dio lugar a que el banco comprara paquetes de datos al por mayor, lo cual permitió el inicio del programa en 2014.

Ahora, los clientes del banco pueden consultar saldos, transferir dinero y realizar pagos sin comprar un plan de datos.

Con esta iniciativa, Bradesco ha integrado a casi 7 millones de sus 20 millones de clientes de cheques a los servicios móviles. Además, el número de transacciones móviles en el primer trimestre 2015 se duplicó respecto al año pasado y se espera que los volúmenes se dupliquen cada año.

Qualcomm, por su parte, se siente alentado con los resultados del programa. De hecho, Cristiano Amon, director de la unidad de chips de la firma, opina que ‘si se aplica el mismo concepto que se tiene con el 1-800 de llamadas de datos, se puede revolucionar la industria’.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *