Inicio Tecnología 2017 Cuesta $2.5 millones diarios el fraude electrónico en bancos

Cuesta $2.5 millones diarios el fraude electrónico en bancos

El fraude cibernético es uno de los grandes retos para los bancos, pues debido a la desconfianza de los usuarios, dejan de captar depósitos y ahorros por 75 millones de pesos cada mes a través de la banca electrónica.

El presidente de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), Alfredo Reyes, dijo que la elevada inseguridad que perciben los usuarios en el comercio y banca electrónica provoca que cada año estos sectores dejen de concretar
negocios valuados en 11,900 millones de pesos.

Por ello, los bancos realizan cuantiosas inversiones anuales en nuevas tecnologías que hagan más seguros y prácticamente impenetrables los portales bancarios.

Esta prioridad, indicó, no sólo crece en el mercado mexicano sino también en el ámbito internacional, donde el robo de identidad, los sitios phishing -donde roban al cliente datos confidenciales- y el ataque de hackers crece en forma
inusitada, según lo reporta la Anti Phishing Working Group.

Aseguró que cada año la apertura de nuevos sitios phishing se incrementa, y refirió que en abril de 2005 fueron detectados 11,121 en todo el mundo. Un año después la cifra creció a 17,490 sitios.

Los ataques de hackers se concretan en su mayoría en servicios financieros (89% de los casos), “obviamente porque manejan recursos y tienen banca en línea”; sin embargo el comercio, empresas y proveedores de servicios que venden en línea también son afectados.

En México, hay 17 millones de usuarios de internet, aunque sólo 17% realiza movimientos de banca en línea, que en su mayoría son consulta de saldos. Sin embargo, añadió, la evolución del mercado señala la prioridad de atacar el
fraude cibernético, pues de los 17 millones de transacciones bancarias que se realizan hoy, 38% se concretan en forma electrónica, 59% más a lo registrado en 1998. “En ese año se realizaban seis millones de transacciones, 56% era a través de sucursales; hoy este porcentaje es de sólo 22%; 28% en cajeros automáticos; mientras que las transferencias electrónicas y Terminal Punto de Venta captan 38 y 12%, respectivamente”, expone.

Pero actualmente los usuarios no perciben la tecnología e internet como medios seguros, por lo que 49% no compra en línea y 58% ve como una amenaza los spyware.

El directivo mencionó que la mayor parte de estos delitos están asociados al robo de identidad, ya sea para defraudar al mismo usuario o cometer otro tipo de delito cibernético.

Alfredo Reyes recomendó evitar efectuar operaciones bancarias en línea en un equipo de cómputo ajeno, pues en el fraude cibernético puede concretarse gracias a los descuidos del propio cuentahabiente.

Fuente: El Economista, con información de Notimex 

Opinión