Editorial

Por Mundo Contact | 1 noviembre 2005 | Articulos, Tecnología

Mundo-ContactEditorial

El “rescate de la individualidad” es el gran desafío que enfrentan todas las entidades, públicas o privadas que tienen contacto con consumidores y ciudadanos.

Es además, la aspiración más profunda y generalizada que los individuos tienen en sus relaciones con empresas y otras entidades. Aspiración hasta ahora insatisfecha por que se carece de una visión real de la trascendencia que un cliente tiene para la vida de las organizaciones.

Si hablamos de “rescate de la individualidad”, es por que damos por sentada la premisa de que exite un modelo generalizado por parte de las empresas cuya visión “hacia adentro”, es decir hacia ellas mismas (sus estructuras, sus productos, sus modelos de negocio, sus procesos, etc.), las induce a visualizar al consumidor como una masa anónima y homogénea, con perfiles, necesidades y modelos de consumo estandarizados.

La brecha en la relación empresa-cliente, surge fundamentalmente por esta visión que no identifica ni reconoce al cliente como una entidad diferenciada y única, cuyo perfil, modelos de consumo, necesidades, expectativas son exclusivas, irrepetibles y dinámicas.

La gran aspiración en la relación empresa-cliente es que los productos, los modelos de negocio, los procesos, etc, se “custumicen” al grado tal que, incluso los precios de productos y servicios se individualicen y se establezca una correspondencia directa con el perfil, los modelos de consumo y el “valor” individual de cada cliente.

En el presente número de nuestra revista, abordamos temas que los aproximan a esta visión del cliente como una entidad diferenciada, única y dinámica, que se constituye como una estrategia altamente competitiva, que fortalece la lealtad y genera beneficios en rentabilidad, calidad y eficiencia.

Así mismo, incluimos una valiosa investigación, denominada “Net Impact 2005 Latin América. De la Conectividad al Crecimiento”, que muestra el estado actual y las perspectivas de la tecnología y la conectividad de las empresas y gobiernos de la región. Proporciona además, la primera comparación de la conectividad empresarial en América Latina frente a Estados Unidos y Europa.

Atentamente,

El Consejo Editorial