Inicio Tecnología 2017 El 4% de las páginas web en México son peligrosas

El 4% de las páginas web en México son peligrosas

78% de los dispositivos móviles no tienen una protección adecuada

El mes pasado, el dominio más fraudulento para visitar una página en internet era Tubalú, una isla de Nueva Zelanda, ya que 15% de sus páginas son maliciosas; en México, 4% de las páginas que terminan con .mx son peligrosas.

Colombia y Chile son los países más seguros para navegar en internet pues registran que sólo 0.3% de sus sitios son inseguros, aseguró en entrevista con el diario El Universal Daniel Molina, director de soluciones avanzadas para Latinoamérica de McAffe México.

Agregó que ante dicha perspectiva la seguridad en internet para el usuario final tiene que ser lo más transparente posible. “Desafortunadamente cuando crearon internet no pensaron en la seguridad para los usuarios”, reviró.

Víctor Chapela, presidente del consejo de Sm4rt, dijo que los sistemas de seguridad para el cliente nunca serán suficientes debido a que hay un sin número de ataques por internet diariamente; empero, dijo, es necesario crear nuevos hábitos de cómo navegar en la red: “No hay una cultura digital de seguridad web, le toca a las generaciones grandes aprender y trasmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones para reducir esos riesgos”. Agregó que hay que desmitificar que un antivirus resuelve todo, “es como decir que un antibiótico cura todas las enfermedades”.

Por su parte, Miguel Ángel García, gerente de consultoría de IDC México, aseveró que el gran problema de la seguridad en internet para el usuario final es cuestión de conciencia. “El usuario final tiene que entender que todos los dispositivos que utiliza —computadoras, celulares— tienen información que corre algún riesgo, el cliente debe adoptar prácticas básicas de seguridad con su información”.

De acuerdo con Forrester Research, existen mil millones de computadoras con información relevante y confidencial para empresas y usuarios en el mundo, de las cuales menos del 10% tienen protección contra fuga de datos.

Aun cuando en ocasiones no sea posible calcular cuánto cuesta la pérdida de información, el peligro ante este problema va más allá del dinero: “Las empresas no sólo son víctimas de pérdidas, sino que al salir a la luz pública esta información les afecta en su imagen y confianza, y las empresas tienen la obligación de informarlo por las regulaciones a las que están sujetas”, señaló Francisco Odon, director de McAfee Data Protection. El principal reto a vencer cuando se trata de fuga de información es la ignorancia, pues algunas compañías consideran que, con la simple instalación de un antivirus su información está segura. Según datos de McAfee, desde enero de 2005 hasta agosto de 2007 se han perdido más de 159 millones de registros, con un costo promedio de 189 dólares por cada uno, las pérdidas ascienden a más de 30 mil mdd.

Los datos son vulnerables porque es muy lucrativo robarlos, ya sea que se utilicen en beneficio personal o se vendan en el mercado negro, los delincuentes aseguran una ganancia, no obstante, es importante destacar que 70% de las organizaciones pierden información por el personal interno, y en ocasiones estos ni siquiera saben que se trata de informes confidenciales.

El blanco más sensible para estas prácticas ilícitas son los dispositivos móviles y portátiles, pues 78% de ellos no tienen una protección robusta, por ejemplo, la USB es una plataforma abierta al usuario final y por lo tanto no es segura.

McAfee asegura que desde 2004 los incidentes relacionados con la pérdida de información han aumentado mil 700% desde el 2004, “se trata del próximo desastre inevitable mundial porque hay un crecimiento de los dispositivos móviles”, sentencia.

Fuente: El Universal, México

Opinión