El 40% de las empresas argentinas prevé mayor inversión en tecnología

Por Mundo Contact | 14 septiembre 2007 | Tecnología

Sumarán servicios informáticos y software, según un informe de Frost & Sullivan

Cuatro de cada 10 empresas argentinas planean incrementar su inversión en tecnologías de la información este año y concentrarán el grueso de sus recursos en servicios y hardware.

Según un informe de Frost & Sullivan, el 42,2% de las compañías engrosará su presupuesto de IT y la subida promedio que aplicará llega al 15,8 por ciento. Un 50% de las empresas mantendrá el nivel de inversión igual que en 2006, un 6% lo reducirá y un 2% aún no tiene definida su política.

Los porcentajes muestran la consolidación de una tendencia iniciada en 2003: el crecimiento de la inversión en tecnología, que en 2006 representó el 1,8% de la facturación de las compañías y consolidó un mercado de US$ 2700 millones. Ese mismo año, el 30% de las compañías invirtió entre el 0,5 y 2 por ciento de su facturación; el 22% destinó entre el 2 y 4 por ciento. Las que más recursos destinaron -entre 8 y 16%- representaron el 5 por ciento.

En el mercado recuerdan que en los años posteriores a la crisis, las empresas “buscaban la tecnología para bajar los costos y hoy la piden para mejorar su productividad mediante la integración de procesos”.

“La inversión crece porque las empresas quieren ganar productividad para poder competir en el exterior. Lo que se persigue es la competitividad, en un contexto de recuperación económica”, señala Marcelo Ruiz, analista de Frost &  Sullivan. Por esa búsqueda, el grueso de los recursos será destinado a servicios (34%) y a la compra de hardware (25%). El gasto en computadoras y aplicaciones llegará a 14 y 27%, respectivamente.

Pilar fundamental

“Las empresas reconocen que las tecnologías de la información son un pilar fundamental y a la inversión que hicieron en estructura buscan sumarle valor agregado. Quieren mejorar los procesos, por eso vemos proyectos de data center y almacenamiento”, explica Eduardo Dubin, que realizó el informe junto con Ruiz.

“En ese contexto, la Argentina -agrega- está atrayendo inversiones de empresas extranjeras que centralizan aquí sus centros de datos para la región. El precio del espacio y los recursos humanos forman una buena combinación y eso se valora.”

Los analistas prefieren no arriesgar el porcentaje que alcanzará la inversión en 2008, aunque consideran que “seguirá creciendo sin grandes sobresaltos”. En los países desarrollados, los presupuestos de IT llegan a representar el 3% de la facturación de las empresas, según Roberto Cruz Arcieri, gerente de Ventas, Systems & Technology Group de IBM. “Nuestro país aún está lejos de esos niveles, pero está en línea con los países de la región”, considera Cruz.

Para los especialistas, el destino de la inversión también es similar, pero tiene sus características. “En otros países de América latina se prioriza más el canal electrónico y las empresas invierten para desarrollar sus plataformas y sitios web. En Chile, además, están más avanzados con todo lo que es tecnología IP (protocolo de Internet)”, detalla Ruiz.

Por la regulación que las involucra y las tecnologías, las compañías financieras y de telecomunicaciones concentraron los mayores presupuestos de IT. “Lo que vemos son empresas de sectores muy diversos, como la medicina, que están armando sus presupuesto justamente para sumar productividad. Con el avance de la competencia, la tecnología es reconocida como una herramienta fundamental”, dice Cruz Arcieri, de IBM.

Según el directivo, una de las principales preocupaciones es el espacio para los servidores y el consumo de electricidad. Por ese motivo, la oferta está “desarrollando propuestas de bajo consumo”. En este ámbito, los proveedores de hardware siguen siendo las grandes marcas internacionales, que ya tienen presencia en el país.

El mercado de servicios y software es el que ofrece lugar a nuevos jugadores. “La clave está en la especialización. Pueden encontrar mercado empresas con soluciones y servicios diversos. Conocen sus demandas y ajustan su oferta en alianza con los proveedores de hardware”, finaliza Cruz Arcieri.

Fuente: La Nación, Argentina