El 50% de las computadoras del mundo, infectadas con malware

Por Mundo Contact | 8 febrero 2011 | Tecnología

Los troyanos son los que protagonizan un mayor número de incidentes en el 59% de los casos, seguido por los virus tradicionales, con casi un 12%, y por los gusanos, con poco más del 9%

Según un estudio de la compañía de seguridad informática Panda Security, el 50% de los usuarios a nivel mundial que utilizaron uno de sus antivirus gratuitos en enero, estaba contaminado con algún tipo de malware.

Con respecto a las amenazas informáticas que más daños están causando en las computadoras de los internautas, los expertos de Panda concluyeron que los troyanos son los que protagonizan un mayor número de incidentes en el 59% de los casos, seguido de la categoría de virus tradicionales, con casi un 12%, y por los gusanos, con poco más del 9%.

Respecto a qué familias que están teniendo un mayor nivel de propagación a nivel mundial, un porcentaje muy alto corresponde a troyanos genéricos.

También se ven algunos conocidos como downloaders, exploits o adware. Llama la atención en concreto Lineage que, aunque apareció hace ya algún tiempo, sigue distribuyéndose e infectando.

En cuanto a la clasificación de países con mayor porcentaje de infecciones, Tailandia, China, Taiwán, Rusia y Turquía tienen cifras por encima del 50%.

Otros países tradicionalmente con grandes ratios de infección como Brasil o Polonia, poco a poco van descendiendo en su posición en el ranking.

Según el Director Técnico de PandaLabs, Luis Corrons, “lo cierto es que, mes a mes, vemos pocas variaciones en cuanto al número de infecciones mundiales. Esto no hace más que reflejar la realidad de lo que está sucediendo: cada día recibimos 61,000 nuevas amenazas en nuestro laboratorio. Salvo que el usuario cuente con las últimas tecnologías de protección que ofrecen seguridad prácticamente en tiempo real, como es el caso de Panda Cloud Antivirus, las soluciones tradicionales tardan en incorporar las nuevas firmas. Y mientras tanto, el usuario está desprotegido contra las nuevas amenazas”.

Fuente: El Mercurio