Inicio Web 2017 El comercio online aún está lejos de la saturación

El comercio online aún está lejos de la saturación

El sector experimentó un crecimiento del 25% en 2006, hasta los 220,000 millones de dólares. La categoría estrella, aparte de los viajes, es la venta de ropa y calzado

El comercio electrónico va “a toda máquina”, y está a años luz de su saturación, con unas previsiones de crecimiento de doble dígito para los próximos años, de acuerdo con un informe sobre la industria de la distribución online hecho público ayer por Reuters.

El estudio de Forrester Research para Shop.org, la división digital de la National Retail Federation americana, también pone de manifiesto que 2006 fue el primer año en que los consumidores de Estados Unidos gastaron más dinero en compras online en adquirir ropa que equipamiento informático.

Así, el crecimiento que experimentó el sector en 2006, que fue del 25% hasta alcanzar los 220.000 millones de dólares, fue superior a las expectativas -que habían previsto un 20%–, y coincidieron con el aumento registrado en 2005.

De esto se deduce que este canal de ventas continúa creciendo “a toda máquina “, logrando cada vez una mayor cuota de mercado de las ventas totales al por menor, según recoge el estudio.

En este mismo sentido, el aumento de las compras en Internet se ha visto impulsado por un creciente número de usuarios que emplean conexiones de banda ancha más rápidas, así como por la profusión de Web sites más navegables, que fomentan el uso y la compra online.

De hecho, el desarrollo de mejores páginas web, con imágenes de mayor calidad que ofrecen a los usuarios vistas completas de los tejidos y los detalles de los productos, ayudaron considerablemente a propulsar un crecimiento del 61% en las ventas de ropa, accesorios y calzado en 2006, hasta los 18.300 millones de dólares, convirtiéndola en la primera categoría del sector de las ventas online, excluida la compra de viajes. Por su parte, las ventas de hardware y software crecieron tan sólo un 20%, hasta los 17.200 millones.

Esto pone de manifiesto que los distribuidores minoristas están haciendo un buen trabajo en la identificación de las barreras que hacen que los usuarios no compren online, y redirigiéndoles, según la opinión de Scott Silverman, director ejecutivo de Shop.org. “Están convirtiendo el proceso de compra online en algo más natural”, afirma Silverman.

Un ejemplo de esto es la cada vez más popular distribución sin costes de envío, así como las ofertas de devolución. Estas medidas han impulsado un negocio robusto en la venta de calzado, con vendedores como Zappos.com, Piperlime.com y Endless.com.

Un mercado cada vez más maduro

De todas formas, pese a que aún queda un amplio espacio para el crecimiento, las tasas de incremento anual de ventas superiores al 20% no durarán mucho, según estima Silverman. En este sentido, la industria espera cosechar unas ventas de hasta 259.000 millones de dólares en 2007, lo que supondría un crecimiento del 18% frente a las cifras de 2006.

“En cualquier momento se producirá una ralentización”, afirma el directivo. “El comercio online está ya en su décimo tercer o décimo cuarto año, y está empezando a madurar”.

Sin embargo, mientras que esta tasa de crecimiento podría disminuir, los vendedores aún están en etapas iniciales en lo que respecta al reconocimiento del impacto positivo que una estrategia online sofisticada puede proporcionar a sus empresas.

“Los comerciantes están empezando a percibir ahora el potencial. Pero una gran mayoría está aún lejos de alcanzar un nivel de inversión apropiado para obtener provecho de estas oportunidades”, concluye Silverman.

En esta línea, uno de los líderes en estas inversiones ha sido Amazon, que ha estado escalando sus sistemas y añadiendo nuevas características para permitir esta experiencia online. Así, si bien Wall Street ha sido muy crítico con la compañía, que aumentó un 47% su gasto en tecnología y contenidos en 2006, Amazon reclama que estas inversiones darán sus frutos a largo plazo, gracias a la lealtad de los consumidores.

En cualquier caso, las altas tasas de crecimiento del comercio electrónico no son aún suficiente para hacer frente a las tiendas reales. De hecho, el sector de las ventas online sólo representa un 7% de las ventas totales, excluidas las de viajes. Sin embargo, algunas categorías ostentan un porcentaje mucho más elevado, como es el caso de los productos informáticos, donde las ventas online alcanzaron un 44% del total. En el lado opuesto, en la categoría de alimentación y bebidas, el comercio electrónico sólo representó un 1% del total.

Fuente: Silicon News, España

Opinión