Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 El crecimiento en México atrae soluciones avanzadas en seguridad

El crecimiento en México atrae soluciones avanzadas en seguridad

Se está dando a nivel mundial un impulso de cooperación entre el sector privado y otras entidades, como OAA, Europol, FIS, para expandir la prevención y protección a los usuarios y consumidores, con el fin de construir un Internet más seguro.

La idea es realizar análisis forenses y técnicos de malware y bonets emergentes para defenderse de las bandas criminales cibernéticas.

En nuestro continente, después de Brasil, México es el país con mayor número de bandas de ciberdelincuentes en América Latina. De hecho, en México se registró un aumento del 40% de cibercrímenes, según datos de la OEA, Los ataques se han concentrado principalmente en el sector financiero y en tiendas departamentales.

En México, como en todo el mundo, la seguridad cibernética es un tema de alta prioridad. Particularmente en este país, donde la economía tiene grandes perspectivas en el corto y mediano plazo, las organizaciones necesitan cada vez más proteger sus datos mediante sistemas de seguridad avanzados.

“Nosotros como organización, conocemos la poca seguridad que hay en las redes y en las comunicaciones en general cuando no están encriptadas”, comenta en entrevista Juan Pablo Méndez, International Business Development para Qnective.

“El público en general no sabe la facilidad y las herramientas que hay para hacer intercepciones o espionaje y además piensa que su empresa no tiene el perfil para ser atacado o espiado”, agregó Méndez.

“Todas las empresas requieren de protección y deberían estar preocupadas por tener mecanismos de defensa e invertir para sus propias organizaciones y para la seguridad de sus clientes, independientemente de que ahora crean que no son atacados o espiados.”

Qnective es una empresa suiza especializada en tecnologías de encripción para proteger los activos de las organizaciónes, ya sean públicas o privadas y de todo tamaño, incluyendo prestadores de servicios de telecomunicaciones, así como gobiernos e incluso ejércitos.

“La privacidad y la seguridad de los datos son una propiedad intelectual que requiere ser asegurada con soluciones avanzadas y optimizadas”, concluyó Juan Pablo Méndez.

Opinión